Alberto Fernández: "El Gobierno volvió a manos de los argentinos"

El flamante Presidente habló frente a un búnker repleto, tras el triunfo del Frente de Todos en las Elecciones 2019. Gran ovación para Cristina Fernández de Kirchner, vicepresidenta; y para Axel Kicillof, clave en la elección. Alberto confirmó que se reunirá con Macri mañana.



En medio de un fervor generalizado, y con un búnker repleto de militantes y funcionarios, el Frente de Todos comenzó con la celebración tras el triunfo en las elecciones generales. La primera gran ovación fue para Axel Kicillof, nuevo gobernador bonaerense y uno de los artífices claves del triunfo nacional. Pero el aplauso más grande fue con el ingreso de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, la flamante fórmula presidencial.

Alberto salió a escena, micrófono en mano, mientras la gente coreaba a su favor. "Mis primeras palabras son de agradecimiento a todo el pueblo argentino que fue a votar. Gracias a todos los que nos votaron, a todos los que nos acompañaron. Gracias por el compromiso que han demostrado por construir realmente una Argentina solidaria, más igualitaria, que defiende a la educación y la salud pública, que privilegie a los que producen, a los que trabajan. Estoy seguro que ese es el mandato que nos han dado cada uno de los que nos votaron", pronunció.

"Este es el Frente de Todos. Nació para incluir a todos los argentinos, y a todos estamos convocando. Los tiempos que vienen no son fáciles. Mañana, como anunció el presidente Macri, me reuniré con él y veremos como transcurrimos el tiempo que queda, sabiendo que hasta el 10 de diciembre el Presidente es Macri. Por supuesto, vamos a colaborar en todo lo que podamos, porque lo único que nos preocupa es que los argentinos dejen de sufrir de una vez por todas", amplió el nuevo presidente.

Alberto recordó a Néstor Kirchner en su discurso: "yo creo que las casualidades no existen. Nada es casual. Los primeros días de mayo le había dicho a Alicia Kirchner que el 20 de mayo iba a estar en Santa Cruz, y quería visitar a Néstor, que no lo había podido hacer. El 18, Cristina tuvo la idea de proponer mi candidatura. Mi primera salida como candidato fue para visitarlo a él, y no tuve en cuenta que hoy, 27 de octubre, es el día que él nos dejó. Gracias Néstor, donde estés, porque vos sembraste esto que estamos viviendo. No sería justo que no le reconociera hoy lo que hizo por nosotros".

Luego fue momento de hablar de trabajo, y Fernández se puso más serio aún: "cada compromiso que asumimos fue un compromiso moral y ético sobre el país que debemos construir. Vamos a hacer todo lo que haga falta para que las persianas de las fábricas y las PyMES vuelvan a levantarse. Para que en cada una de esas empresas, los trabajadores que se quedaron sin trabajo vuelvan a trabajar. Para que la educación pública no sea una desgracia, como dice el Presidente. Para que las universidades del interior sigan ampliándose. Vamos a construir la Argentina igualitaria y solidaria que todos soñamos".

También hubo tiempo para hablar de Macri y el gobierno saliente: "ojalá que quienes sean nuestros opositores en estos cuatro años sean conscientes de lo que nos han dejado, y nos ayuden a reconstruir el país de las cenizas. Ojalá que ese compromiso de diálogo que nunca tuvieron, ahora lo ejerzan. Ojalá sean capaces de entender que la Argentina que viene necesita el esfuerzo y el compromiso de todos".


"Vamos a hacer la Argentina que nos merecemos. Porque no es verdad que estamos condenados, vamos a entrar al mundo dignamente. Vamos a volver a construir el país que soñaron nuestros mayores, nuestros héroes. Vamos a hacerlo porque nos lo merecemos. Y no lo van a hacer Cristina y Alberto, lo vamos a hacer todos y todas, como siempre lo hicimos. Gracias por la confianza, y a disfrutar. El Gobierno volvió a manos de la gente. El Gobierno volvió a manos de los argentinos", finalizó Alberto.

Cristina tomó el micrófono antes que Alberto, en medio del grito de "vamos a volver" de los presentes en el lugar. "En primer lugar déjenme felicitar por esta excelente jornada democrática a todo el pueblo de la patria. A todos. A todos los que fueron a ejercer el derecho del voto, con sus pensamientos, con sus ideas. Hubo otras épocas, por suerte ya pasadas, en donde esto que hoy es casi natural y lógico no sucedía", comenzó CFK.


"Quiero agradecer a los cientos de miles de ciudadanos y ciudadanas anónimos que han resistido y que no tienen focus group ni encuestas, pero tienen pensamientos y sentimientos que los han ayudado a mantenerse en pie", amplió Cristina. "Yo estoy muy contenta. Nunca pensé que en esta fecha iba a estar tan contenta. Esta fecha siempre me encuentra bajoneada, pero hoy me encuentra con mucha alegría", explicó, en referencia al aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner.

Cristina aseguró también que "esto va a requerir de esfuerzos inimaginables. Lo decía Axel, es un país arrasado más allá del marketing y las coberturas mediáticas. Es una tarea que requerirá una ayuda de todos los argentinos, los que votaron y los que no también".


Para el cierre de su discurso, CFK habló de Macri: "le voy a pedir, en mi carácter de ex presidenta constitucional, que por favor, hasta el 10 de diciembre, como yo lo hice cuando me tocó, que por favor tome todas las medidas que deba tomar para aligerar la situación dramática que están viviendo las finanzas del país. Es su responsabilidad. Los presidentes lo son desde el primer día que asumen hasta el último día que se van".

En el comienzo del acto, la palabra la había tomado Kicillof. "Una vez más habló el pueblo. Decidió el pueblo argentino. Decidió el pueblo de la provincia de Buenos Aires. Es una ocasión maravillosa. Hay mucha alegría", comenzó el candidato que le sacó más de 13 puntos a María Eugenia Vidal. "En la provincia hubo un triunfo categórico, como lo hubo a nivel nacional", agregó.


"Hay muchísimos factores que explican lo que hace algunos meses muy pocos preveían. Tengo la convicción que ha sido fundamental y crucial la unidad del campo popular, la unidad de todos estos dirigentes en la provincia de Buenos Aires. Una unidad que significa haber comprendido profundamente las necesidades que hay, pero además de la unidad, creo que otro factor central que hay que tener en cuenta hoy es que lo que ganó fue la política, la movilización popular", deslizó el flamante gobernador bonaerense.

Kicillof apeló a los números para explicar los resultados: "la desocupación en 2015 estaba en 5,8 por ciento; hoy está en 10,6. Es casi duplicación del nivel de desempleo. Quiero que tengamos eso en cuenta porque no es un número vacío. Son 167 mil puestos de trabajo menos".

"Cambia la lógica de gobierno en la Provincia de Buenos Aires y el país. Vamos a gobernar para crear trabajo, para apuntalar la salud y la educación pública, y para devolverle los derechos que le sacaron a los sectores medios, a los productores, a los que menos tienen", cerró Kicillof.


Comentarios


Alberto Fernández: "El Gobierno volvió a manos de los argentinos"