Senasa decomisó cerca de 30 toneladas de cítricos con ingreso prohibido a la Patagonia

Desde el organismo sanitario adelantaron que el expediente que se labró por esta falta seguirá su curso para determinar la sanción que le corresponde al infractor.

Los cerca de 30.000 kilos de fruta decomisados fueron donados a establecimientos escolares.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó esta semana 26.880 kilogramos de cítricos, productos hospederos de mosca de los frutos, en el puesto de control de la barrera zoofitosanitaria patagónica del Km 714 de la Ruta Nacional 3, cercano a la localidad bonaerense de Bahía Blanca.

"La carga decomisada estaba compuesta por 13.440 kilogramos de naranjas, 12.320 kilogramos de mandarinas y 1.120 kilogramos de pomelos, mercadería que no había sido declarada por el transportista, quien presentó documentación de cargas generales”, informó el organismo sanitario en un comunicado llegado a esta redacción.

Según indicaron desde la Coordinación de la Barrera, además del decomiso, el expediente ahora continúa con las actuaciones administrativas sobre la base del acta de Infracción que se labró para determinar la sanción que le corresponde al infractor.

Las tareas habituales de inspección de este tipo de transportes permitieron que el personal detectara el ocultamiento de los productos y los decomisara, en aplicación de las resoluciones emitidas por la Dirección Nacional de Protección Vegetal.

“Si bien tras la detección de la fruta el chofer presentó el Documento de Tránsito, el mismo no detallaba el envío ni la trazabilidad al sur del país”, indica el escrito oficial. “La mercadería no contaba tampoco con los tratamientos cuarentenarios exigidos para ingresar a la Patagonia”, detalla.

El ingreso de productos hospederos sin tratamientos cuarentenarios que garanticen la eliminación de la plaga representa una seria amenaza para el patrimonio sanitario de la Patagonia, libre de mosca de los frutos desde el 2005.


Donación


Tras las tareas previstas por la normativa sanitaria, se procedió a la donación de toda la carga.

“Teniendo en cuenta que el ingreso de la fruta a la Patagonia pondría en serio riesgo el estatus fitosanitario, la donamos al Banco de Alimentos de Bahía Blanca, que a su vez la distribuirá a 60 entidades de bien público de la localidad”, detalla el comunicado.


Comentarios


Senasa decomisó cerca de 30 toneladas de cítricos con ingreso prohibido a la Patagonia