“Si empieza mal, seguro termina mal”



El transporte público en la ciudad de Neuquén está pasando por su peor momento. Por un lado, debido a la situación caótica del país, donde la inflación hace estragos, y por el otro, a la desidia y desconocimiento de nuestros funcionarios tanto del Ejecutivo como en el Concejo Deliberante. Me sorprende que concejales que votaron a favor de la transferencia del contrato de Indalo a Autobuses Santa Fe digan ahora que la nueva adjudicataria no reúne las condiciones necesarias para brindar el servicio. La Sindicatura Municipal lo anticipó, el Foro Ciudadano observó que se incumplirían las condiciones del contrato original al vender antes de cumplir la mitad del contrato. Sin embargo, se privilegió el negocio particular de Cristóbal López sin defender los derechos de los vecinos a quienes el municipio debería proteger. La Sindicatura, en una resolución traída de los pelos, avaló el traspaso. Cristóbal se desprendió de la chatarra y obtuvo un jugoso negocio. Haciendo un poco de memoria les recuerdo que la licitación del transporte público de pasajeros comenzó con tropiezos debido a que el Ejecutivo de aquel momento quería favorecer a Indalo por alguna razón inconfesable. Tal como estaba planteada, hubiera habido sólo un oferente: Indalo. Por esa razón, el Foro Ciudadano y un grupo de vecinos plantearon un amparo en la Justicia, logrando que otro oferente participara. Las ofertas de las dos empresas fueron aproximadamente iguales, pero Indalo cotizó una alternativa con menores costos (por supuesto menor inversión) y el Concejo Deliberante optó por esta nueva alternativa. Ahora los concejales piden más vehículos, más rampas y muchas otras cosas que se deberían haber cumplido de aceptar alguna de las ofertas principales de la licitación. Ahora los concejales se olvidan de que avalaron la transferencia a Autobuses Santa Fe. Conclusión: por desidia, por negocios, por soberbia, nuestros gobernantes no escuchan las advertencias u opiniones del Caesyp, en cuyo seno se discuten los problemas de la ciudad desde una óptica eminentemente técnica y en defensa de los vecinos de la ciudad. Este órgano de participación, creado por la carta orgánica municipal junto a la Defensoría del Pueblo y la Sindicatura, no cuenta con el apoyo que por ordenanza debería tener por parte del Ejecutivo y el Deliberante. ¡Una vergüenza! Vaya por enésima vez una invitación a la participación ciudadana. Si no hacemos algo, nuestros políticos harán lo que les venga en gana. Participe, el Caesyp es un buen lugar para empezar. Ricardo Dougall DNI 10.532.537 Neuquén unanuevaprovincia@speedy.com.ar

Ricardo Dougall DNI 10.532.537 - Neuquén unanuevaprovincia@speedy.com.ar


Comentarios


“Si empieza mal, seguro termina mal”