“¿Sierra Grande tiene todo lo que merece?”



El lunes 10 de mayo, después de haber pasado una noche de mucho dolor de estómago –tengo una gastritis crónica– decidí sacar turno para que me viera un médico. Por suerte lo conseguí y a las 9:30, como se me comunicara en mesa de entrada, estaba en sala de espera. Estuve ahí hasta las 11:30, pues tenía uno de los últimos turnos. Todo ese tiempo estuve buscando la forma de no congelarme porque en los pasillos-salas de espera no hay calefacción. Como cada vez que tengo un enfriamiento, comencé con dolor de garganta, tos, moco y mucho dolor de cabeza. No me animé a regresar al hospital para que me dieran algún medicamento para calmar los nuevos síntomas de “una nueva enfermedad”, primero porque otro enfriamiento perjudicaría aún más mi situación y en segundo lugar porque con el episodio de gastritis era imposible tomar antibióticos o analgésicos. En definitiva, fui con un problema y salí con dos. Entonces, decidí reclamar ante quien corresponde. Aunque debo admitir que lo que en realidad me motivó para hacer dicho reclamo frente al director del hospital, Dr. Luis Ledesma, y ante la Dra. Cristina Uría, ministra de Salud de la provincia, fue ver las caritas de muchos niños que entre tos y llanto, esperaban ser atendidos y pensé “si yo que soy persona adulta, que se supone que tengo más defensas, me enfermé peor de lo que había ido, qué suerte correrán esos niños que había visto”. Cabe destacar que la nota de reclamo fue acompañada por 280 firmas de habitantes del lugar. Para cualquiera que quiera hacerse cargo de este problema, quiero decirles que en Sierra Grande vivimos personas de carne y hueso, que sufrimos, padecemos, nos alegramos, respiramos igual que todas las personas de la provincia y del país, y que estoy segura de que como sociedad no nos merecemos esto. Mabel Acosta Ortegoza DNI 16.182.015 Siguen otras 280 firmas Sierra Grande

Mabel Acosta Ortegoza DNI 16.182.015 Siguen otras 280 firmas Sierra Grande


Comentarios


“¿Sierra Grande tiene todo lo que merece?”