Sigue la polémica por ley rusa sobre homosexuales

En el marco del Mundial de Atlestismo de Moscú, atletas de diferentes partes del mundo se pronunciaron en contra y a favor de la norma que prohibe todo acto de “propaganda” homosexual.



SOCIEDAD

El atleta estadounidense nacido en México Leonel Manzano, que ganó la plata olímpica en 1.500 metros en Londres-2012, dijo en Moscú, donde fue eliminado el viernes en semifinales del Mundial, que está en contra de la ley rusa sobre “propaganda homosexual”. “Las personas deben tener sus propias decisiones. No creo que deba ser el gobierno el que restrinja o diga qué se puede hacer o no en ese tema, debe ser algo personal, no de los gobiernos”, estimó Manzano a la AFP al ser preguntado sobre su opinión ante la polémica generada en los últimos días. “Yo no soy gay, pero sí conozco muchas personas que son homosexuales. No les juzgo por esa circunstancia, sino por la personalidad que tiene cada uno”, apuntó el mediofondista, nacido hace casi 29 años en Guanajuato, en México, aunque criado en Estados Unidos, en Texas. En el equipo estadounidense, Nick Symmonds, plata en 800 metros, había dedicado su medalla a sus amigos homosexuales y la sueca Emma Green llegó a competir con las uñas pintadas con los colores del arco iris como apoyo a la comunidad gay y lésbica de Rusia. Pero la opinión al respecto que más eco mediático tuvo fue la de la estrella nacional rusa Yelena Isinbayeva, campeona mundial el martes en salto con pértiga, que el jueves se mostró a favor de la ley aprobada en su país y en contra de “promover ideas de orientación no tradicional (la expresión rusa que se utiliza para hablar de relaciones homosexuales)”. Ante el revuelo generado, el viernes puntualizó sus palabras diciendo que se habían malinterpretado y que está en contra de la “discriminación contra la comunidad gay”. El presidente ruso Vladimir Putin promulgó en junio dos controvertidas leyes que sancionan con fuertes multas todo acto de “propaganda” homosexual delante de menores de edad y que reprimen “las ofensas a los sentimientos religiosos”, muy criticadas por los defensores de los Derechos Humanos y por gobiernos extranjeros. Varios grupos han propuesto un boicot a los Juegos Olímpicos de invierno de Sochi-2014 (7-23 de febrero) y al consumo de productos rusos. El Comité Olímpico Internacional (COI), tras una reunión en Moscú el 9 de agosto en la víspera del inicio del Mundial de Moscú, recordó que en la Carta Olímpica se prohíbe discriminar a nadie por circunstancias como la orientación sexual, aunque evitó pronunciarse en concreto sobre esta ley, alegando que había dos párrafos que no habían comprendido y que esperaban una traducción mejor. “No puedo decir nada específico, hay dos párrafos que no comprendemos. No es una cuestión de fondo, sino de traducción”, dijo entonces en una rueda de prensa el presidente del COI, Jacques Rogge, preguntado insistentemente por la prensa internacional sobre esta cuestión. Fuente AFP


Comentarios


Sigue la polémica por ley rusa sobre homosexuales