Sin agua y sin gas los vecinos de Nueva Esperanza cortaron la Autovía Norte

Colonia Nueva Esperanza denuncia desabastecimiento de agua y exigen gas natural para el barrio. Un grupo de vecinos cortó la rotonda de la Autovía Norte en reclamo de gas natural, en la misma zona que están derivando a los autos por el hundimiento del asfalto en el Cañadón de las Cabras.



Foto: Gentileza

Foto: Gentileza

Al pasar el fin de semana y no obtener respuestas, vecinos y vecinas de Colonia Rural Nueva Esperanza cortaron la rotonda de la autovía Norte sobre Conquistadores del Desierto a la altura de Trabajadores de la Industria. El bloqueo se encuentra en el lugar donde derivan el tránsito por el reciente hundimiento del asfalto en el Cañadón de las Cabras.

El crecimiento sostenido de vecinos que se instalan en la zona, colapsó el servicio de agua potable y no es suficiente para el normal funcionamiento de las dependencias estatales. El faltante de agua potable afecta a los hogares, a la escuela y a la comisaría de Colonia Nueva Esperanza.

El presidente de la Comisión Vecinal Ever Urrutia indicó: “Quedó chico porque el barrio ha crecido en forma exponencial en estos últimos dos años. Desde la vecinal sabemos que ha crecido tanto que hay más de 400 familias que se instalaron el último año”.

El reclamo de gas natural tomó otra dimensión cuando un grupo de mujeres pararon un gasoducto en construcción el viernes 11 con el objetivo de buscar respuestas de las autoridades.

“Decidieron parar un gasoducto y no permitieron que trabajen porque entiendo que están cambiando un caño que tiene 50 años. Y ellas no tienen gas entonces decidieron cortar hasta que le den una respuesta” explicó Ever Urrutia.

Otra necesidad con la que lidia Colonia Esperanza es la falta de médicos en el Centro de Salud. Se otorgan pocos turnos en el centro de salud, situación que generó hoy un episodio de violencia por parte de un vecino que no pudo ser atendido.

“Nosotros calculamos que hay tres mil familias y la salita se hizo cuando habían 1000 familias. Al barrio llegan entre tres y cuatro familias todos los días. Tenemos una franja de unas 400 hectáreas que han usurpado gente que no puede pagar el alquiler, gente que se ha quedado sin trabajo y han tomado esas hectáreas. Son todas familias que tienen necesidades” concluyó Urrutia.


Comentarios


Sin agua y sin gas los vecinos de Nueva Esperanza cortaron la Autovía Norte