Sin control de fauna en Catriel

La aparición de guanacos sacrificados desnudó flancos indefensos





CATRIEL (ACA).- Sin controles de ningún tipo, los cazadores furtivos de esta ciudad y alrededores pueden moverse a sus anchas en campo abierto, cuando sus incursiones los llevan tras los animales autóctonos. Tras el hallazgo en el basurero municipal de al menos cuatro guanacos acribillados a tiros, se pudo conocer que la delegación local de Recursos Naturales no cuenta con los medios necesarios para efectuar tareas de resguardo de la fauna, ni tampoco ha recibido nunca instrucciones desde la secretaría provincial de la que depende, de abocarse a medidas proteccionistas.

El pasado martes este diario pudo constatar la presencia de restos de guanacos, que sus anónimos matadores habían arrojado a metros del acceso del basurero municipal. Varias horas a la intemperie y tras la intervención de los perros vagabundos, poco quedaba de los animales.

Sin embargo, las primeras denuncias que recepcionó la Asociación Protectora de Animales de Catriel dieron cuenta que al momento de ser depositados en el lugar, a los ejemplares sólo les faltaban los cuartos traseros y que incluso una hembra preñada se encontraba entre los animales cruelmente ultimados.

Las consultas de este diario sobre cuáles son los controles sobre la fauna autóctona y sobre qué organismos deben aplicarlos, llevó a una nada alentadora respuesta: en los cientos de kilómetros de campo abierto que rodean a Catriel y los parajes cercanos, los cazadores furtivos pueden «hacer de las suyas» a sus anchas, pues no existen controles de ningún tipo, excepto que medie una denuncia y la fuerza policial logre interceptar a los transgresores en pleno delito.

Desde la delegación local de Recursos Naturales, dependiente de la Secretaría de Recursos Naturales del Ministerio de Economía provincial, Julián Centelles indicó que en Catriel «no hay inspector de fauna y no hay instructivos para controlar fauna», aunque si los hay para pesca, ganadería y bosques.

Ante la consulta de «Río Negro» sobre si alguna vez se realizaron controles o tareas de inspección o preservación de la fauna del lugar, el funcionario indicó que «nunca se hicieron, y además no hay personal destinado» para esos fines.

Aunque se presume que los cazadores se movilizan hasta el cerro Auca Mahuida -en territorio neuquino- es obvio que las especies no reconocen de jurisdicciones para vivir y movilizarse, y que son atacadas en su hábitat natural, sin posibilidades de defenderse sin la intervención de algún organismo.

Gendarmería inspecciona en Lolog

SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- Gendarmería Nacional instaló un puesto de control contra el furtivismo en el área Lolog, a 12 kilómetros de aquí, en línea con los esfuerzos de los gobiernos nacional y provincial para combatir la depredación del recurso ictícola, dijo el comandante Romero.

El jefe del Escuadrón 33 con asiento en San Martín de los Andes, explicó que Gendarmería «ya venía colaborando» con las autoridades de fauna, de modo que merced a la disposición de un empresario con cabañas en Lolog, se dispuso de un predio para instalar una casilla de control provisoria, hasta que se construya una de carácter definitivo, sobre la margen norte del río Quilquihue.

Romero fue enfático en señalar que «no se trata de ninguna tarea represiva sino preventiva. Se controla a los pescadores en época de veda, colaborando con las autoridades de aplicación».

En el lugar fueron destacados tres gendarmes, que además colaboran con la orientación e información turística a los visitantes de esa concurrida y fantástica zona dominada por el lago Lolog.

El funcionario reveló que ya se hicieron varios secuestros de material de pesca a furtivos, y enfatizó que los pobladores y residentes del lugar «se han mostrado también muy conformes porque la presencia de Gendarmería contribuye a la seguridad del lugar». Por la zona se realizan patrullajes periódicos.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Sin control de fauna en Catriel