¿Sin salida?



Neuquén

Es la impresión que me queda después de escuchar y ver las conductas de varios actores políticos de peso.

Un dirigente petrolero muy poderoso declaró que el gobierno de Macri en estos cuatro años ha sido nefasto y que no iba a permitir que se siguiera empobreciendo al trabajador. Al margen de lo acertado que pueda ser su razonamiento, el partido al que representa acompañó las políticas del gobierno nacional en ese mismo periodo, ¿qué pasó? ¿Olió sangre? Por otra parte el exgobernador de la provincia sale a hablar con una liviandad total de la crisis, fija postura y da recetas como si no recordáramos su acompañamiento al kirchnerismo.

¿Por qué el titulo de la carta? Porque creo que el ciudadano es rehén de políticos y sindicalistas, que hacen y deshacen a su antojo, y nosotros vemos pasar nuestro propio funeral frente a nuestras narices. Y esto va a seguir así, porque la sucesión de cargos que no es ya solo vertical, sino también transversal y oblicua, la componen sus hijos, hermanos, esposas, amantes, nueras o vecinas.

La pregunta es ¿qué puede hacer el ciudadano común ante este panorama? La respuesta parece simple, pero no lo es. Involucrarse sería participar activamente, pero a todo aquel que tenga buenas intenciones el sistema lo fagocita. Por esos muchos “buenos anónimos” se comprometen y actúan ante las necesidades de la gente, participando en organizaciones intermedias, con recursos de sus propios bolsillos, no con “la del Estado” que es la fácil. Es una forma de hacer política sana, alejada de un sistema que huele mal, y aunque parezca una gota en el mar una sola sonrisa o una sola pancita llena lo justifican.

Jorge R. Cañizares

DNI 11.612.108


Comentarios


¿Sin salida?