Sobisch faltó al cumpleaños de Chos Malal

Por primera vez en muchos años el gobernador desistió de concurrir, para evitar la posibilidad de disturbios con sectores de trabajadores estatales. Mucha gente en el acto, en un gimnasio.





CHOS MALAL (ACHM)- Un aniversario más que inusual se vivió ayer en Chos Malal: el acto se concretó sin la presencia del gobernador Jorge Sobisch, quien decidió no concurrir para evitar disturbios ante la posibilidad de algunas movilizaciones de los gremios estatales. No hubo anuncios y la celebración se concretó en un lugar cerrado con un fuerte dispositivo policial.

Los vecinos esperaban celebrar los 118 años con una gran fiesta, pero lejos de lo pensado, el acto se concretó en el gimnasio municipal y no en las escalinatas del Torreón como se ha realizado históricamente, con dispositivo policial en todos los accesos al lugar; no hubo desfile cívico militar y tampoco actividades artísticas alusivas al acontecimiento.

En las primeras horas de la mañana sorprendió un comunicado emitido desde el palacio municipal que daba cuenta de que Sobisch no asistiría al acto como estaba previsto.

Según el comunicado la posibilidad de algunas movilizaciones que podrían afectar el desarrollo de los actos oficiales y a efectos de no causar incidentes a la localidad, se acordó «la no concurrencia del gobernador» para que el acto se lleve a cabo «en forma pacífica».

La ceremonia fue presidida por el intendente Oscar Koenig y el secretario de Juventud y Deportes Rolando Figueroa.

Si bien el gimnasio estaba colmado, estuvo desprovisto de actividades y carente de emotividad.

En el lugar se concentraron, además de vecinos, un grupo de docentes y trabajadores de salud. Estos últimos portaban en su pecho un panfleto con leyendas de «no a la reforma de la Constitución», «trabajadores en lucha», «no al presentismo y a los aumentos por decreto» entre otros.

En momentos en que se desarrollaban los discursos y cuando se hacía referencia al mandatario neuquino, una leve silbatina provenía del sector donde se encontraban los trabajadores que se encuentran en plan de lucha.

Además de los himnos y el discurso del intendente, se hizo un minuto de silencio en homenaje a los primeros pobladores y un reconocimient a los organismos del Estado que trabajaron durante el temporal de nieve para mantener los servicios y asistir a los vecinos.

Koenig pidió el acompañamiento del gobierno para la «gestación de nuevas alternativas de educación superior en forma urgente». Además destacó que «gran parte de los fondos disponibles en el municipio son destinados a las familias y a las personas que menos tienen».

«Algunos dicen que esto es asistencialismo, me pregunto si debemos dejar librados a su suerte a quienes tienen necesidades alimentarias o dificultades para calefaccionarse en este tiempo», indicó y destacó que «se trabaja con la población vulnerable, priorizando ancianos, menores, familias numerosas».

También hizo referencia a la importancia de mejorar la calidad de vida de los vecinos y enumeró una serie de obras, entre ellas que el municipio ha llegado en este último año con gas natural a más de 350 familias; que prácticamente la totalidad de los pobladores del sector urbano cuentan con red de agua potable y se avanza sostenidamente en los sectores rurales.

Además se refirió a la ejecución de la primera etapa de redes y colectoras primarias y secundarias y del compromiso del gobernador de licitar una segunda etapa antes de fin de año. Destacó la ejecución de más de 1.000 metros de alumbrado público y dijo que una preocupación es la necesidad de los vecinos de acceder a su vivienda y que el municipio con recursos propios «ha priorizado la construcción de soluciones habitacionales para los casos más urgentes».

Finalizados los actos trabajadores del municipio y del Escuadrón 30 de Gendarmería Nacional repartieron chocolate.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Sobisch faltó al cumpleaños de Chos Malal