Sobisch tapona la ley de turismo que impulsó el diputado Taylor

El gobernador reflotó la propuesta de crear agencias regionales



Taylor logró apoyo del MPN para promulgar su ley de turismo. Ahora recibió un castigo.
NEUQUEN (AN).- El gobierno está decidido a relanzar la Agencia de Turismo, un organismo que será manejado por los empresarios y operadores con un esquema similar al que utiliza el Centro PyME. El proyecto, que quedó en un segundo plano tras la sanción en octubre pasado de la ley provincial de turismo impulsada por el diputado aliancista Jorge Taylor, será reflotado el miércoles en San Martín de los Andes.

En dos entrevistas concedidas a radios locales, el gobernador Jorge Sobisch realizó ayer el anuncio. Subrayó los “buenos resultados que nos dio” el Centro PyME.

La agencia contará con un directorio de cinco miembros ad honórem -cuatro empresarios propuestos por las cámaras y uno designado por el gobierno- con un mandato de dos años, y un gerente nombrado sobre la propuesta de una terna. Este esquema quedó cajoneado luego que en octubre pasado el oficialismo desempolvó el proyecto de Taylor -un texto legal elaborado sobre la base de una consultoría encargada al experto alemán Eduardo Goldenhorn-, que estaba paralizado en la comisión legislativa y no obtenía tratamiento parlamentario.

En esa ocasión, cuando el Ejecutivo necesitó destrabar el tratamiento de las ternas para cubrir vacantes en el Tribunal Superior de Justicia, el bloque del Movimiento Popular Neuquino dio sus votos para aprobar el despacho de comisión primero y luego de la ley en el recinto. De esa misma época data el registro con la cámara oculta realizado por Taylor a Sobisch y al diputado oficialista Osvaldo Ferreyra y que derivó en el “escándalo de las ternas”.

La ley, que se promulgó con el número 2414, fue criticada por el sector empresario, específicamente por el operador turístico y dirigente menemista, Horacio Rachid.

Rachid cuestionó el “esquema antiguo” de esta “primera ley de turismo de la provincia”, cuyo “único y mayor mérito” consiste en que admite la posibilidad de que el Ejecutivo “se dé una herramienta asimilable a la Agencia de Turismo”.

Sus principales cuestionamientos apuntaron al carácter “reglamentarista y reguladora” de la actividad y a la virtual creación de un sistema tributario paralelo con la obligación de “extraer recursos fiscales” de la actividad.

Además, Rachid indicó que el consejo provincial de turismo -que incluye al gobierno, empresarios, operadores de servicios, municipios- será un organismo “supernumerario que dificultará la coordinación de las actividades”.

Con esos fundamentos, Rachid apoyó calurosamente la iniciativa de Sobisch porque “el gobierno definió al turismo como una política de Estado” que supone “un amplio espectro de servicios e inversiones más allá de la mera política de promoción tradicional”.

Esta misma iniciativa fue cuestionada por los empleados y técnicos de la subsecretaría de Turismo -a cargo de Roberto Sacconi, un empresario del sector- por no establecer una representatividad global de todas las zonas potencialmente turísticas de la provincia. Además, en un documento que se utilizó en la discusión parlamentaria el año pasado, los trabajadores observaron “cierta incompatibilidad” por la integración de empresarios al directorio.


Comentarios


Sobisch tapona la ley de turismo que impulsó el diputado Taylor