Sobrepoblación de perros y gatos





Rubén Saldía *


Un programa de castración quirúrgica masivo, gratuito, sistemático, temprano, extendido y abarcativo por parte del Estado es la única solución ética, efectiva y económica para el problema. Río Negro está en deuda.


En nuestra provincia como en el resto del país, la sobrepoblación de perros y gatos se ha constituido en una problemática con enorme impacto en la salud humana, animal y ambiental. Es una realidad tangible en los Servicios de Urgencias la asistencia diaria de pacientes que sufren accidentes de tránsito ocasionados por la presencia de animales sueltos en la vía pública, sobretodo ciclistas y motociclistas, padeciendo lesiones de diferente gravedad, con largos procesos de internación y rehabilitación, quedando en no pocas ocasiones con secuelas incapacitantes e irreversibles.

Las lesiones por mordeduras también son una causa importante de morbilidad en nuestro medio, con una tasa de incidencia mayor de eventos en ciudades donde la sobrepoblación canina es notable, afectando en mayor proporción a niños entre 1 a 14 años de edad. Un informe reciente emitido por el Hospital A. Zatti de Viedma refleja esta situación, declarando la alarmante cifra oficial de 122 eventos de mordeduras caninas sólo en la primera mitad del año y en esa localidad.

Mención aparte merecen las enfermedades zoonóticas por su elevado riesgo sanitario, entre ellas las parasitosis intestinales (afectando a más de la mitad de la población infantil, con repercusión en el crecimiento y desarrollo intelectual, siendo la materia fecal parasitada de animales domésticos la principal fuente de contaminación del suelo, agua y alimentos), la hidatidosis (enfermedad que en forma sostenida y preocupante va introduciéndose en zonas urbanas debido a la sobrepoblación canina), y la rabia (zoonosis viral de elevada letalidad que, tras 13 años sin registro de casos en nuestro país, reemerge como brote el presente año en la provincia de Buenos Aires con la muerte de una mujer de 33 años de edad mordida por un gato feral que intentó asistir, evento que representa tanto una debilidad en el sistema de salud como la ausencia de una política pública eficiente en el control poblacional canino y felino, debido a la inacción del Estado, situación fácilmente trasladable a otras provincias donde la sobrepoblación es corriente).

Existe amplia evidencia científica que sostiene a la castración quirúrgica como el método más efectivo para lograr no solo el control y descenso de las poblaciones de perros y de gatos, sino también la mejoría de su estado de salud y la disminución en la transmisión de enfermedades, por sobre los métodos de captura-encierro en refugios y captura-sacrificio.

En similar posición, la Sociedad Argentina de Pediatría publicó el pasado año un consenso multidisciplinario abordando esta problemática, participando en su redacción más de 30 profesionales destacados entre Médicos Pediatras, Médicos Infectólogos, Médicos Veterinarios, Epidemiólogos y Etólogos, y en el cual se acepta a la “sobrepoblación de perros y gatos” como un fenómeno social de significativo impacto en la salud pública a nivel mundial, considerado como un factor de riesgo para la aparición de enfermedades zoonóticas, reconociendo a la esterilización quirúrgica gratuita, masiva, abarcativa y extendida en el tiempo por parte del Estado como principal opción para la solución ética y definitiva para evitar la superpoblación animal.

La “tenencia responsable de mascotas”, defendida como estandarte por algunos sectores para lograr el control sobretodo de la población canina, no sólo no constituye un método de control poblacional estudiado o validado por la comunidad científica abocada desde hace décadas a la investigación de esta problemática, sino que también escapa a cualquier posibilidad de análisis serio sobre su impacto y/o efectividad en el tiempo, ya que resulta absurdo relacionar y subyugar la dinámica y crecimiento exponencial de las poblaciones canina y felina a la imposición paulatina e incierta de una conducta humana.

La aplicación de un programa de castración quirúrgica masivo, gratuito, sistemático, temprano, extendido y abarcativo por parte del Estado se ha constituido, en base a la experiencia de más de cien municipios de Argentina, en la única solución ética, efectiva y económica para resolver el problema de la sobrepoblación de perros y gatos. Un programa plasmado en el proyecto de ley provincial 278/2020 presentado el pasado año, y que al día de hoy aún no ha sido tratado en la Legislatura de Río Negro por nuestros representantes políticos, anteponiendo intereses sectoriales y corporativos por sobre la salud comunitaria de todos los habitantes de la provincia.

* Médico Hospital Francisco López Lima (Gral. Roca). MP 4068


Comentarios


Seguí Leyendo

Sobrepoblación de perros y gatos