Sobrevaluaron viviendas en un barrio de Plottier

Un perito contratado por la Justicia para trabajar en una demanda iniciada por vecinos que reclaman una reducción en el valor de las casas, dice que el IPVU duplicó el valor de las unidades habitacionales. El caso corresponde a un plan habitacional, pero en el fuero civil se tramitan 1.000 juicios similares y la sentencia puede sentar precedentes. Los demandantes sostienen que llegaron a esta instancia tras agotar todas las vías de negociación.





PLOTTIER (AN).- El Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU)se verá en problemas: un informe que está en manos de la justicia indica que el organismo sobrevaluó 160 viviendas ubicadas en Plottier y el caso, que está a punto de definirse, puede incidir sobre otras mil demandas que se tramitan en el fuero civil

“Después de cuatro años de reclamos, ahora en la Justicia nos dan la razón: las casas cuestan la mitad de lo que nos querían cobrar”, aseguraron dos representantes vecinales del plan 160 viviendas de Plottier construídas a través del organismo provincial de vivienda.

Se trata de uno de los procesos judiciales que está en la etapa culminante y que involucra a unos 130 beneficiarios en Plottier. En la Justicia existen más de 1.000 reclamos similares que están en la etapa de pruebas y que fueron iniciados contra del IPVU con el mismo origen: la queja por el sobreprecio de las unidades habitacionales y las deficiencias edilicias.

A los juicios en danza, se le deben sumar los que involucran a más de 300 integrantes de planes de viviendas que fueron construídas mediante la denominada “operatoria mixta - Banco Hipotecario”, implementada por la administración anterior, cuando el IPVU le traspasó el cobro de la cartera al Hipotecario. En estos casos los vecinos además de reclamar por el sobreprecio y las deficiencias edilicias, desconocen el aval otorgado por el Instituto al banco mediante el cual se les hipotecó la vivienda “única” y “social”.

A diferencia de la mayoría de los demandantes, el plan de viviendas CGT de Plottier es uno de los que no evidencian fallas de construcción tan gruesas como las de Zapala o presuntos sobreprecios con los materiales como ocurrió en Picún Leufú, comparó uno de los abogados que lleva la causa, Mariano Mansilla.

El equipo de abogados está integrado además por Guillermo Correa y Asunción Miras Trabalón. Los profesionales deslizaron que si las casas de Plottier fueron tasadas en 15.000 pesos por el perito judicial -el IPVU las valúa más de 30.000-, las construídas en el resto de la provincia y que están en litigio por sobreprecios (el rango de valuación de la provincia varía entre los 25.000 a los 45.000 pesos) deberían valer menos.

Los vecinos del barrio de Plottier que lleva la delantera en estos juicios, Germán Carrasco y Ernesto Rodríguez, no ocultaron su alegría por el avance logrado después de muchas tratativas. “Si llegamos a esto fue porque la gente estuvo todo el tiempo atrás de este reclamo. En las asambleas siempre hubo más de 80 o 90 titulares de las viviendas: al principio eran cada 15 días, ahora son cada dos o tres meses, cuando hay una novedad”, dijo Carrasco.

El juicio está en la última etapa y se calcula que después de la feria judicial se obtendrá sentencia. Los vecinos presentaron un perito de parte que valuó las casas en 18.000 pesos y el perito del Instituto de la Vivienda las tasó a más de 35.000.

Pero la pericia judicial arrojó un valor de 15.000 pesos por unidad. El informe consignó que “las calidad de la mano de obra es aceptable; lo que no es aceptable son los materiales intervinientes en la construcción.... No observé alteración de medidas ni falsas escuadras, se detectaban fallas producidas por materiales de mala calidad. Se utilizó lo más económico”, detalla el escrito redactado por el perito nombrado por el juzgado civil 1, de Neuquén, a cargo del juez Enrique Videla Sánchez.

Carrasco y Rodríguez dijeron que los problemas comenzaron hace cuatro años, cuando firmaron la escritura y se les entregó la llave de la vivienda en Plottier. “Durante dos años intentamos hablar con (el anterior presidente del IPVU, Julio) Russo y siempre nos planteó un verso distinto. Tuvimos que llegar a esto porque queremos pagar nuestras casas, pero no estamos dispuestos a que nos roben”, dijo Rodríguez.

En las primeras asambleas, los vecinos del sector habían advertido que las casas no podían valer 30.000 pesos como lo consignaban las escrituras. La justicia ahora debe poner el precio final.

Testimonios de quienes quieren pagar el precio justo

PLOTTIER (AN).- Con el informe del perito judicial a favor, los vecinos aclararon que se trata de “un primer paso en firme” para la definición del juicio en el que buscan bajar a la mitad el precio de la casa que les entregó el Instituto de la Vivienda.

Ernesto Rodríguez y Germán Carrasco indicaron que aún falta definir qué pasará con los casi dos años en los que se negaron a pagar la cuota de la casa porque les pareció excesiva, de acuerdo a la construcción que les entregaron como vivienda única y a las tasaciones particulares que habían logrado.

El juicio se encuentra en la etapa final probatoria, y se calcula que después de febrero el juzgado tendrá en mano los elementos necesarios para emitir sentencia.

“También están los 4.800 pesos que pagamos por el terreno y las mejoras, y que nunca fueron reconocidas por el Instituto”, dijo Carrasco. Explicaron que la operatoria se realizó a través del plan CGT-IPVU que en Neuquén se realizó a través del gremio SMATA.

Se trata de casi 5.000 pesos que fueron abonados a la sede gremial, pero que después en la escritura de la casa no es reconocida. “Nosotros tenemos los comprobantes, pero eso no figura en ningún otro lado”, recalcó Carrasco.

Consultados si están de acuerdo con desistir del juicio a cambio de una revaluación por parte del Instituto -como se había convenido políticamente en la Legislatura- los adjudicatarios respondieron que lo evaluarán en asamblea. “Siempre tuvimos que intenciones de diálogo y ellos (por las autoridades) no nos atendieron. Si estarían interesados ahora vendrían a hablar. Nosotros queremos pagar con juicio o sin juicio, pero el valor real de la casa”, finalizaron.

Los planes CGT 1 y 2 de Plottier están comprendidos por 120 y 160 viviendas, de los cuales 130 adjudicatarios iniciaron el juicio y otros esperan el resultado de estas demandas.

Una respuesta política duerme en la Legislatura

NEUQUEN (AN).- Hace casi tres años que en la Legislatura neuquina hay un proyecto sobre el revalúo de las casas del IPVU que podría poner fin a los juicios de los adjudicatarios. Sin embargo, para algunos vecinos la vía judicial le resultó más expedita que la política, ya que el escrito continúa en comisión.

Este año el proyecto tuvo un primer despacho favorable de una de las comisiones internas, cuando los diputados advirtieron que la catarata de juicios en contra del IPVU podría hacer tambalear financieramente al organismo provincial.

La alarma la dio un juicio en el que el IPVU fue condenado a bajar el precio de seis viviendas de un plan de la capital neuquina. En ese proceso, el organismo fue condenado también a pagar los arreglos derivados de falencias durante la construcción.

“Hace unos meses salió el proyecto de la comisión de Desarrollo Humano y Social, pero ahora está en la comisión de Hacienda, donde no pasó nada”, dijo el vecino Ernesto Rodríguez, de las 120 viviendas del plan CGT de Plottier.

El proyecto ingresó a fines de 1997 cuando los adjudicatarios que protestaban por sobreprecios en las casas entregadas se organizaron bajo el ala de Federación de la Tierra y la Vivienda (CTA) y comenzaron a exigir el revalúo de planes enteros.

Pero los juicios comenzaron cuando no hubo eco ni en la Legislatura ni en los reclamos administrativos.

El proyecto de ley que fue trabajado intensamente a principios de este año contempla la posibilidad de un reconocimiento de una nueva tasación de las unidades habitacionales por parte del Instituto a cambio de que los adjudicatarios dejen sin efecto los procesos judiciales.

El cambio de postura de los legisladores coincidió con el cambio de gobierno, con la modificación de la composición de la cámara y la toma de conocimiento del denominado “caso Pampini y otros”.

Se trata de un fallo favorable a los vecinos en uno de los primeros juicios que se iniciaron en contra del IPVU por sobreprecios y fallas en las viviendas. Del total en trámite, se habla de más de 1.000 causas en estado “avanzado” y que podrían tener sentencia en marzo del 2001. Los casos más avanzados son los iniciados por viviendas en Plottier, Zapala y en Centenario.


Comentarios


Sobrevaluaron viviendas en un barrio de Plottier