Con banderas de colores, los niños y jóvenes marcharon al Centro Cívico de Bariloche

Música, juegos y bailes marcaron el final de la Semana de los Derechos del Niño y Adolescente





Con banderas de colores y música, niños, jóvenes y referentes de organizaciones marcharon al Centro Cívico en la edición 26 de la Semana de los Derechos del Niño y Adolescente en Bariloche.

«Venimos desde hace 26 años mostrando y reclamando por todo lo que falta. Este año vemos especialmente los efectos pospandemia. Situaciones muy complejas y, dispositivos y organizaciones que no dan abasto con muchas demandas en salud y salud mental«, sintetizó Luis Fernández, del Grupo Encuentro.

¿Que cambió desde la primera marcha hasta hoy? Fernández dijo no mucho. La primera edición comenzó ante la falta de trabajo de los padres ya que los chicos salían a «rebuscársela», por la violencia institucional y por el hambre. Hoy esas situaciones se mantienen y se ven agravadas por otras.

Fernández destacó numerosas situaciones de «violencia, soledades y un uso desmedido de las redes sociales«. «Todo eso generó la pandemia y hoy, vemos las consecuencias. Hay situaciones que sabemos manejar; y otras que no. Hay chicos que se nos han ido, se han suicidado y siguen las carencias alimentarias», dijo.

Insistió en que no se trata de una crítica al estado, sino que tiene que ver con una cuestión social y cultural. «De todos modos, seguimos confiando que las cosas pueden cambiar. Por eso estamos acá», señaló.

Durante la semana, el Grupo Encuentro, escuelas de gestión social, merenderos, los Centros de Atención y Articulación Territorial (CAAT) organizaron una barrileteada, una jornada cultural, juegos y fútbol callejero, entre otras actividades.

Tiziana, de tercer grado de la escuela Antu Ruca, se disponía a cantar una canción frente al escenario del Centro Cívico. Fue una de las tantas nenas que participó de la jornada de fútbol callejero: «Estuvo bueno. Había algunas reglas: si un compañero se caía había que ayudarlo, no había árbitro. Me gustó participar», reconoció la nena.

Sasha, del merendero Alhuén del barrio San Francisco, también se sumó a la jornada. «Es la primera vez que participamos y es algo distinto y muy lindo para los chicos», contó la mujer que trabaja en el merendero que nació cuatro años atrás.

«Les damos desayuno y merienda dos veces por semana. Nos ayuda el MTE y pedimos colaboraciones por Facebook. La pandemia fue tremenda. Nos caían muchísimas familias y no teníamos presupuesto. Hacíamos lo que podíamos. Hoy no es mucho mejor, pero seguimos. Algunos nenes esperan los días que cocinamos. También damos clases de apoyo«, recalcó.

En medio del festejo en el Centro Cívico, dirigentes de ATE también confluyeron en la plaza con fuertes reclamos a la gobernadora Arabela Carreras.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Con banderas de colores, los niños y jóvenes marcharon al Centro Cívico de Bariloche