Cuando la verdadera inclusión va más allá de lo gramatical

Guillermo Rondeau es no vidente y dicta un curso de Braille en el Instituto Técnico Superior de Jacobacci con el objetivo de poder brindar más herramientas para ayudar a comunicarse e incluir a la mayor cantidad de personas en la vida diaria.

“La inclusión no pasa por un cambio gramatical, sino en poner en práctica la empatía, en ponerse en el lugar del otro, pasa por un cambio de hábitos”, señala Guillermo Rondeau. El hombre, de 42 años, es no vidente y dicta un curso de Braille en el Instituto Técnico Superior de Jacobacci, con el objetivo de poder brindar más herramientas, en este caso a docentes, para que puedan comunicarse e incluir a la mayor cantidad de personas.

Nació sin visión en uno de sus ojos y hace 8 años, debido a un glaucoma, perdió la visión en el otro. Admite que tuvo que aprender a vivir de nuevo, pero no solo se quedó en eso, sino también redobló el esfuerzo para poder superarse y llevar, dentro de las limitaciones propias de una persona no vidente, una vida prácticamente normal.

“Desde el 2014 hacia adelante fue todo nuevo para mí. Uno basa la vida enfocándose en lo visual. Y cuando te quedas ciego, como es mi caso, tenés que aprender a vivir de nuevo. Al principio fue duro, pero poco a poco lo fui aceptando y adaptándome a esta nueva vida. Me fui dando cuenta que pese a la falta de la visión podía hacer muchas cosas”, sostiene.

Fue así que comenzó a practicar distintos deportes “adaptados” para, de alguna manera, ocupar su tiempo. Un día se enteró que en la Escuela Especial Sensorial N° 19 de Bariloche, ciudad en la que reside, se daba un curso de Braille, dictado por la docente jacobaccina Ivana Nasif.

“Ella fue la que me enseñó, y una vez que lo aprendí empecé a enseñarlo en la Escuela 19, como Auxiliar Docente, hasta que se decretó la pandemia. A través del Braille aprendí a escribir y a leer y eso me motivó a estudiar”, afirma Guillermo.

En el 2018 comenzó la Tecnicatura de Educación Especial en el Instituto de Formación Docente de la ciudad andina. Actualmente cursa el tercer año de la carrera y volvió a dictar capacitaciones “para poder transmitir lo que he aprendido y así poder contribuir la inclusión”.

Hace unos días, con el acompañamiento de la docente Luciana Aranda, comenzó a dictar una capacitación en el ITS de Jacobacci, destinado a 15 docentes de distintos niveles.

Su objetivo va más allá de enseñar a leer y escribir. Es, fundamentalmente, poner el foco en cómo se puede ayudar a una persona no vidente. Cómo es el acercamiento a una persona ciega, cómo guiarlo, y “mucha de la interacción es sobre lo auditivo”.

Guillermo admite no tener nada en contra del “lenguaje inclusivo” que se propone imponer desde algunos sectores, pero considera que la verdadera inclusión va más allá de un cambio gramatical o de la pronunciación de una palabra.

“El lenguaje inclusivo no es generar un mensaje donde se pretende nombrar a todo el mundo, sino es generar un mensaje que le llegue a todo el mundo. Esa es la verdadera inclusión”, afirma y agrega que las personas no videntes utilizan en sus celulares, computadora o tablet, un sistema denominado TalkBack que proporciona comentarios de voz para ayudarlos a navegar mientras describe las pantallas en las que se encuentran, los elementos que tocan.

“Yo estudio Educación Especial y a veces me llegan textos en lo que ahora se llama lenguaje inclusivo, y no los puede leer porque no es compatible con este sistema. Ahí, yo quedo excluido”, añadió.

Sostiene que como sociedad nos falta mucho para poder hablar de una verdadera inclusión, en la que se encuadren los sordomudos, aquellos que tiene una movilidad reducida, los ciegos, etc. “Los bancos, por ejemplo, vos entrás, tenés que sacar un número y esperar que el mismo aparezca en una pantalla para saber en qué box o ventanilla te van a atender. ¿Cómo hacemos los no videntes, si no podemos leer?” agrega.

También admitió que, en algunas localidades, se han incorporado carteles en Braille, o rampas para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida, y “muchas veces nos encontramos con que alguien las dañó”.

«Ojalá podemos seguir aprendiendo sobre inclusión y podamos vivir en un mundo donde nadie quede excluido. Es un aprendizaje colectivo que nos va a beneficiar a todos” sentenció.

“Uno basa la vida enfocándose en lo visual, y cuando te quedás ciego, como es mi caso, tenés que aprender a vivir de nuevo”.

Guillermo Rondeau, dicta capacitaciones para ayudar a la inclusión.

Experiencias en marcha en el sistema educativo


El Instituto Técnico Superior de Jacobacci lanzó dos nuevas propuestas de capacitación dirigidas, especialmente a docentes, y también público en general.

Hace unos días el profesor no vidente, Roberto Guillermo Rondeau, acompañado por la docente Luciana Aranda, comenzó a dictar el curso de Lecto Escritura en Braille digido a docentes de distintos niveles. Y en los próximos días comenzará a dictarse el curso de Lengua de Señas Argentina, a cargo de la profesora Rosana Nieves.

Ambas capacitaciones fueron aprobadas y declaradas de Interés por el Ministerio de Educación de Río Negro mediante la Resolución 2615/22. “Forman parte de lo que venimos haciendo desde el 2018 en materia de inclusión, que es uno de los ejes transversales de la educación que brinda nuestro instituto”, sostuvo la directora del ITS de Jacobacci, Eliana Velázquez.

La docente detalló que en el 2018 se implementó, como experiencia piloto, el curso de Lengua de Señas Argentinas, dictado por la profesora de Educación Especial, Sabrina Toro, quien estuvo acompañado por Matías Canuyan, un joven hipoacúsico de esta ciudad. Luego en el 2021, la profesora Mariela Austin brindó dos capacitaciones que abordaron como temática la Resignificación de las Prácticas en Educación Especial, que permitieron capacitarse a más de un centenar de docentes de distintas provincias. “El curso de Lecto Escritura en sistema Braille, es un desafío nuevo que tenemos como institución. Entendemos que es una herramienta muy importante. No solo para personas ciegas, sino también para aquellas personas que tienen un familiar, un amigo, o conocido no vidente. Más allá de la lecto escritura, esta capacitación aborda otros aspectos que hacen al aprendizaje para poder relacionarnos con personas no videntes”, sentenció.

En Jacobacci hay capacitaciones que ayudan a ser inclusivos. Foto José Mellado

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora