Increíble: avistaron en EEUU a un playero rojizo en peligro de extinción anillado hace 26 años en la Patagonia

El ave migratoria avistada en Delawere fue anillada hace 26 años en San Antonio Oeste. Un aliciente para una especie que está en peligro de extinción

Un playero rojizo, las aves migratorias que viajan hacia el ártico y tienen una escala en San Antonio, se convirtió en noticia por su longevidad. Y además, el dato repercutió en esta ciudad costera, porque el ave que fue avistada en Delawere, EE.UU, fue «anillada» al menos hace 26 años aquí. Conocé los detalles del increíble hallazgo.

El anillado consiste en capturar a algunas de estas aves (que llegan a finales de marzo) e identificarlas con una ‘banderilla’, para individualizarlas y posibilitar su seguimiento.

“Eso permite monitorearlas a través de su migración y conocer más acerca de la especie. Por eso, cuándo fue visto en EE.UU, se supo que este pájaro años atrás había sido anillado en San Antonio, por el estilo, color, y la altura de esa ‘banderilla’ de identificación” contó Patricia González, una bióloga de la localidad que trabaja activamente con la especie.


El playero rojizo viajó una distancia similar a ir hasta la luna ida y vuelta


“Este playero nació en 1997, o incluso antes, en el Ártico de Canadá, y por lo tanto tiene al menos 26 años. ¡En este tiempo voló entre Tierra del Fuego y sus sitios de reproducción en el Ártico una distancia equivalente a un viaje de ida a la Luna, retornando a la Tierra y partiendo nuevamente! Son cifras récords para la especie” se entusiamó la mujer.

“Estamos frente a una noticia maravillosa- destacó- porque este pájaro es un sobreviviente a la gran declinación de principios de siglo, que llevó a su población a ser declarada en peligro de extinción crítico” detalló González.

Cabe recordar que los playeros rojizos (Calidris canutus rufa) llegan todos los años a partir de marzo al Área Natural Protegida Bahía de San Antonio.

Vienen desde Tierra del Fuego, dónde mantuvieron su plumaje gris, no reproductivo, que luego comienzan a mudar por el rojo con el que se los verá más tarde. Se preparan para su reproducción. El cortejo previo, el apareamiento y la posterior nidificación se dará en el Artico de Canadá.

En San Antonio, antes, descansan y se alimentan para duplicar su tamaño, y prepararse para un vuelo en el que viajarán más de 6000 km sin parar, hasta que realicen su próxima escala.

El hallazgo del ave increíblemente longeva ocurrió en el mes de mayo, y lo realizó Ryan Burrell y un equipo de investigadores de aves migratorias en la Bahía de Delaware (EEUU).

“Lamentablemente no lograron captar fotos del ave. Pero se dieron cuenta de que tenía un anillado muy particular” continuó la experta.


La banderilla anaranjada indica que fue anillado en Argetina


“Vieron que tenía una banderilla anaranjada -cuyo color indica que fue anillada en nuestro país, Argentina-y que estaba ubicada en su pata derecha, a la altura de su tibia, que es la posición que indica el lugar dónde se la marcó. En este caso, en nuestra bahía de San Antonio. También tenía un anillo azul muy viejo, en la pata izquierda abajo (tarso), además de un anillo de metal en la tibia izquierda” enumeró.

“La banderilla se notaba pequeña y lisa, como las anteriores a 2001, año en que comenzaron a utilizarse banderillas con inscripciones alfanuméricas. Por otra parte el anillo azul era simple, como los utilizados por nosotros en 1997 y 1998, a diferencia de los de años posteriores que fueron en forma de espiral.  Originalmente, además, tenía un anillo rojo que perdió” relató la científica.

“Durante la escala migratoria hacia el norte en Delaware el playero fue observado en otras oportunidades. Los investigadores esperaban poder tomar una foto e intentar leer su anillo de metal, pero no pudieron lograrlo” se lamentó González.

Sin embargo, las averiguaciones realizadas entre la comunidad científica que forma parte de la ruta de migración ayudaron a confirmar los datos acerca del anillado.

“¡Fue anillado en San Antonio en marzo de 1998! Y tal vez es la misma ave que ya había sido avistada en Delaware por Richard du Feu, en 2019, porque también le faltaba el anillo rojo. En esa oportunidad él pudo leer su anillo de metal y así pudimos individualizarla”.

La novedad fue celebrada por los biólogos, que a lo largo de la ruta de migración trabajan para preservar la especie, actualmente en peligro de extinción.

La declinación de estas aves es notoria incluso en esta localidad. Antes,  en su paso hacia el Ártico, arribaban a San Antonio en bandadas de 20.000 ejemplares, y ahora los pájaros que integran esos grupos rondan los 1.300.

“Por eso que una de ellas haya logrado sobrevivir a tanto y durante tantos años es una excelente noticia” finalizó la experta.


B95, otro playero rojizo famoso


B95, también conocido como Moonbird (el pájaro de la luna) es un playero rojizo que se hizo mundialmente famoso porque recorrió, durante su ruta migratoria, una distancia mayor a la que separa la Tierra de la Luna.

La bióloga Patricia González lo “anilló” (el proceso que usa para poner una ‘banderilla’ para identificarlo y posibilitar su seguimiento) por primera vez en 1995 en Río Grande, Tierra del Fuego, y en 2012 volvió a anillarlo en la Bahía de Delawere, en Estados Unidos.

Ahora, un nuevo ejemplar se disputa ese récord.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Llegaste al limite de notas permitidas en el mes

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora