Unos 30.000 libros de papel a digital: el proyecto de la biblioteca de la Legislatura de Río Negro

Preservar el material histórico e inédito, es la misión del Poder Legislativo Provincial. El antecedente de una ambiciosa tarea como esta, fue hace diez años.

Con la finalidad de mejorar el acceso a la información y dar servicio a todos los habitantes de Río Negro, la Legislatura avanza en un proyecto de digitalización del catálogo de los libros de su biblioteca pública, que actualmente son más de 30.000 ejemplares.

Belén Varela, Jefa de Departamento de Biblioteca Pública e Información Parlamentaria, es la encargada del proyecto y confirmó que ya se están dando importantes pasos en esta primera etapa.

«Ya está cargado el descriptor temático, a través del cual se definió categorías y palabras clave para facilitar la búsqueda y consulta de los materiales», explicó.

El siguiente paso será la carga de los actuales usuarios en el sistema y, finalmente, se procederá con el escaneo del catálogo completo de libros disponibles, que abarca todas las disciplinas del conocimiento.

Esta digitalización se realiza a través del sistema integrado «Koha» de gestión de bibliotecas, una plataforma web con licencia GPL que busca hacer más práctica y ágil la administración de un centro de documentación o de archivos, mediante diferentes módulos.

Este proyecto no solo modernizará el acceso a los importantes recursos de la biblioteca, sino que también democratizará la información, ya que permitirá acceder a más personas al conocimiento de manera rápida y eficiente.

Un antecedente hace diez años


Ya hace diez años, en 2014, el Departamento de Biblioteca e Información Parlamentaria desarrollaba un proyecto de digitalización, preservación y resguardo de material histórico, mediante la realización de copias de expedientes de las leyes y versiones taquigráficas desde 1958. Además, en aquel entonces, se digitalizaron fotos antiguas y libros con las firmas de todos los legisladores.

El proceso que realizó el equipo de la biblioteca en expedientes antiguos empezó por el limpiado del papel, luego la quita de ganchos que estropean el material, el escaneo y después el atado con un hilo neutro. Al concluir, se colocaban en una caja y ese expediente no se volvía a tocar.

En una etapa posterior, se trabajó en la realización de un “repositorios”, es decir, un resguardo en discos externos con la clasificación digital de todo el material.

Además se realizó la digitalización de videos VHS, en especial aquellos que contenían las imágenes de la convención constituyente de 1988, fotos, diarios de sesiones y reuniones de aquel momento histórico.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios