Emocionante rescate de 300 delfines varados cerca de Las Grutas: así ayudaron vecinos y turistas

Ocurrió ayer a la tarde en Puerto San Antonio Este, a 65 km de Las Grutas, cuando huían de las orcas y quedaban varados en la arena. Lo advirtió Agustín Sánchez, que volvía de navegar y avisó a las autoridades. Junto a vecinos y turistas se armó la cadena humana que permitió devolverlos al mar. Aquí cuenta la historia: "Las crías saltaban cuando volvían a reunirse con sus madres, no me lo olvido más".

En este piletón quedaros cercados por la marea baja los delfines en Puerto San Antonio Este, entre el muelle y Punta Perdices, a 65 km de Las Grutas, en la costa de Río Negro, norte de la Patagonia. Foto: Sebastián Leal.

Era un día como tantos otros para Agustín Sánchez en su lugar en el mundo, un paraíso al norte de la Patagonia. Vive en Puerto San Antonio Este, a 65 km de Las Grutas, tiene un parador y desde ahí organiza salidas de avistaje de fauna marina en su embarcación en esa belleza que es el Golfo San Matías en la costa de Río Negro. Ayer al mediodía volvía con un grupo de turistas y lamentaba no haber tenido la suerte de poder avistar delfines, que suelen acompañar al semirrígido y con sus piruetas asombran a los visitantes. Pisaba la orilla de regreso cuando le llamó la atención que un grupo de delfines comunes se metía en el piletón que se forma cuando baja la marea , entre el muelle del puerto de aguas profundas desde donde salen los buques cargados de fruta y la zona de Punta Perdices, la playa conocida como el caribe de la Patagonia. Algo andaba mal. Sabía que había orcas cerca: las habían visto en Caleta de los Loros y otros puntos del Camino de la Costa.

En pleno rescate de los delfines, una noble tarea que se extendió desde el mediodía hasta la noche. Participaron vecinos de Puerto San Antonio Este, investigadores de la ESCIMAR y el CIMAS, guardas ambientales, la Municipalidad de San Antonio Oeste, la Prefectura Naval Argentina y turistas para lograr que regresen al mar. Captura de video.

La presencia de los delfines no solo no era algo habitual, sino que también presentaba el riesgo de que quedaran varados en la arena cercados por la marea baja. Entonces volvió al semirrígido, con familiares y turistas con la intención de guiarlos hacia un canal que les permitiría atravesar el banco de arena y volver al mar.

Recordaba el trágico espectáculo de dos años atrás, cuando una mañana encontraron a 60 delfines comunes que vararon y murieron en la oscuridad de la noche cuando también huyeron de las orcas, el delfín más grande y poderoso de la especie y el cazador más astuto. Una primera gran diferencia: era el mediodía y a plena luz, se podía ver cada detalle de lo que ocurría. Puso manos a la obra.

Los delfines que lograban pasar no se iban, se quedaban esperando al resto del grupo. Era impresionante ver eso. Había muchas madres con sus crías. Saltaban de felicidad cuando volvían a estar juntos. No me lo olvido más»

Agustín Sánchez

Así rescataron a los delfines


Como siempre lo siguen cuando navega, lo primero que intentó fue guiarlos hasta el canal para que volvieran al mar, pero no hubo caso: hacían unos metros y volvían, no querían. Enseguida supo que harían falta muchas manos para ayudarlos si quedaban varados y dio aviso a las autoridades (Prefectura, el municipio, los guardas ambientales, también al Instituto de Biología Marina, investigadores de la ESCIMAR y el CIMAS). Volvió a tierra y así empezó a armarse la cadena humana que permitió devolver al agua a los delfines que quedaban varados en la arena.

Los delfines que pasaban por un pequeño canal del piletón al mar esperaron a que todos lo hicieran para volver juntos a aguas profundas. Foto: Sebastián Leal.

«Cuando un delfín queda varado lo ideal es sacarlo con una camilla con agujeros para las aletas, que no teníamos. Pero como los agarramos antes de que quedaran en seco, el peso se alivianaba y podíamos empujarlos al agua. Estaba con mi hijo Juan Martín de 14 años y un amigo de él. Yo, a mis 50, quedé de cama. Se sumaban turistas y vecinos a la gente de Prefectura, la municipalidad, los guardas ambientales y del Instituto de Biología Marina. Fue un poco desprolijo todo, podemos aprender todos para que se coordine mejor el trabajo, pero miremos lo bueno: logramos que pasaran por el canal«, relata Agustín.


"Los delfines esperaban a que pasaran todos, no se iban"


Todos se sumaron a ayudar. Captura de video

«Pasamos horas así. Y ya al anochecer, cuando subió la marea, no veíamos a ninguno en el piletón. Nos daba mucho miedo que pasara lo de hace dos años. Y una imagen que me quedó grabada: los delfines que lograban pasar no se iban, se quedaban esperando al resto del grupo. Era impresionante ver eso. Había muchas madres con sus crías. Saltaban de felicidad cuando volvían a estar juntos. No me lo olvido más», agrega Agustín.


El recuerdo de la trágica mañana de hace dos años cuando encontraron muertos a 60 delfines varados impulsó a todos a actuar en Puerto San Antonio Este. Foto: Sebastián Leal.

Seba Leal, con su drone, tomo impactantes imágenes. Como muchos por allí, se quedó hasta la noche pendiente del regreso de los delfines al mar. Hoy por la mañana, en el grupo que comparte con otros buzos y biólogos, se compartió la información de que nadie había visto a un delfín muerto. Todos estarán pendientes de lo que vean hoy a las 17, cuando baje la marea, con la esperanza de que no haya malas noticias.


"No se tuvo que lamentar la pérdida de ningún ejemplar"


En tanto, esto informó la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático de Río Negro:

«Ayer alrededor del mediodía, la Secretaría recibió una alerta sobre un posible varamiento de un grupo numeroso de delfines en la zona de Punta Perdices, dentro del Área Natural Protegida «Bahía de San Antonio». Los delfines habían quedado atrapados en un pozón de la zona.

Inmediatamente, se generó una respuesta por parte del personal de la Secretaría, que constató la situación. Luego, en un trabajo coordinado con la Municipalidad de San Antonio Oeste, la Prefectura Naval Argentina y la comunidad del Puerto del Este, se logró acordonar la zona y prestar asistencia a los animales que quedaron varados sobre la costa.

El operativo fue exitoso y no se tuvo que lamentar la pérdida de ningún ejemplar. Personal de la SAyCC explicó que se trata de un evento natural, en el cual, según los expertos, podría haberse tratado del ataque de un predador que desorientó a los delfines e hizo que vayan hacia la costa.

Durante la mañana de hoy se realizó un nuevo patrullaje con resultados negativos de delfines varados. Sin embargo, se continuará monitoreando la zona a través del cuerpo de Guardas Ambientales.

Desde la SAyCC, se extiende el agradecimiento al personal del Municipio de San Antonio, Prefectura Naval y vecinos en general que colaboraron coordinadamente para garantizar la protección de la fauna y preservar los ecosistemas naturales de la región».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora