Solange dijo que estaba separada de Forza

La viuda seguirá presa por decisión del juez Oyarbide. Hay 11 detenidos por la estafa con remedios falsos.



#

Bellone declaró el viernes en indagatoria. Afirmó que no había seguido con las operaciones de Seacamp tras la muerte de su esposo.

BUENOS AIRES (DyN).- La viuda de Sebastián Forza, una de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez, seguirá detenida por la “mafia de los medicamentos” pues el juez federal Norberto Oyarbide rechazó su excarcelación tras indagarla el viernes, cuando la mujer sostuvo que en la droguería Seacamp “toda la parte operativa estaba a cargo” de su ex marido. Pese a que dijo que hacía dos años que estaba separada de Forza, Solange Bellone continuará detenida en la Unidad 3 de Ezeiza, adonde ingresó tras ser arrestada en su casa de un country de Pilar, al menos hasta que Oyarbide resuelva su situación procesal.

El juez procesó sin prisión preventiva a un empresario farmacéutico que había sido detenido en Salta, Pedro Vommaro, titular de la droguería “San Pablo”, por el delito de asociación ilícita, indicaron los voceros judiciales. Así, ya son 11 las personas procesadas en la causa que investiga la venta de remedios oncológicos, hemofílicos y para el sida adulterados o falsos y una defraudación al Estado por el cobro de tratamientos médicos que nunca se habrían realizado a través de la Administración de Programas Especiales (APE).

Fuentes judiciales revelaron que en su larga indagatoria Bellone le dijo a Oyarbide que “no puede hacerse responsable por las actividades de su esposo” y si bien admitió que ella es “formalmente la directora de la empresa” Seacamp, aseguró que “toda la parte operativa estaba a cargo” de Forza. Indicó que “no tenía relación con la Asociación Bancaria ni con Juan José Zanola”, el sindicalista detenido.

Los voceros agregaron que la mujer reconoció que su marido hacía “operaciones” comerciales con Néstor Lorenzo, titular de la droguería “San Javier”, también preso. Bellone también sostuvo que estaba separada de hecho de su marido desde dos años antes del homicidio, en agosto de 2007, en el que también fueron asesinado Damián Ferrón y Leopoldo Bina, y que se sorprendió al saber cuál era su patrimonio. Aseguró que no continuó con las actividades de las droguerías tras la muerte de su marido.

Ayer volvió a declarar ante el fiscal federal Luis Comparatore una abogada -cuya identidad no trascendió- sobre la venta de medicamentos de “Seacamp” al Hospital Francés. La semana declararon y negaron las acusaciones Lorenzo, Zanola, su mujer y ex jefa del Policlínico Bancario Paula Aballay, y el ex subsecretario de Control Sanitario del Gobierno bonaerense Alberto Costa.


Comentarios


Solange dijo que estaba separada de Forza