“Sólo queda rezar”



El jefe de la NASA, Charles Bolden, dijo ante el Comité de Ciencias del Congreso de los Estados Unidos que la única manera de evitar que un asteroide de grandes dimensiones pueda golpear una ciudad como Nueva York es “rezar”. “Eso es todo lo que Estados Unidos o cualquier país puede hacer en este momento” en relación a los asteroides y meteoros desconocidos que puedan estar en curso de colisión con la Tierra, dijo Bolden. La agencia espacial estadounidense registró “sólo el 10% de los casi 10.000 asteroides que podrían golpear la Tierra”, advirtió el directivo de la NASA. Esos asteroides “son definidos como city-killer (asesinos de ciudades) y pueden tener un diámetro de hasta 50 metros”, añadió. Según la NASA, objetos de esas dimensiones golpean la Tierra cada 1.000 años. “No tenemos información sobre un asteroide que pueda amenazar a Estados Unidos, pero si llega en tres semanas, hay que rezar”, remarcó Bolden. (Télam)


Comentarios


“Sólo queda rezar”