Soria e Icare oxigenan el clima del Frente para la Victoria

Acordaron reunirse en breve para acercar posiciones de cara a las elecciones de 2007.



ROCA (AR)- Después de varias semanas con turbulencia, el Frente para la Victoria rionegrino suma gestos de distensión.

Primero fue la reunión en Cipolletti para que Julio Arriaga y Carlos Soria levanten agravios. Y ahora el intendente de Roca confirmó un encuentro con el jefe comunal de Bariloche, Alberto Icare, con el objetivo de lograr consensos que alimenten las expectativas de la oposición rumbo al 2007.

El cónclave será en Roca, con fecha atada a los espacios en la agenda de cada mandatario.

Sabido es que la relación entre Soria e Icare contabiliza más de un pico de tensión en el pasado. Sin ir más lejos, el intendente barilochense fue incluido en el lote de los "traidores de todas las ideologías" que su par valletano describió luego de la reunión que selló la ruptura del partido SUR con la Alianza que gobierna la provincia.

Sin embargo, Soria volvió a apelar a una frase que utilizó asiduamente en los últimos días y dice que en política los rencores amistades nunca son para siempre. Y en medio de una conversación por teléfono aceptó la propuesta de Icare para mirar hacia adelante. De todas maneras, alrededor del intendente de Roca advierten que esta nueva señal de encuadramiento dentro del Frente para la Victoria no debe ser entendida como una resignación de las chances de ser el candidato a gobernador por la oposición el año próximo.

La prueba más concreta de esta pelea que piensa dar Soria es la encuesta de imagen que por estos días se está llevando adelante en toda la provincia.

El mandatario roquense está muy confiado en el nivel de adhesiones que puede cosechar en el Alto Valle, Valle Medio y la zona cordillerana para insistir con su postulación.

Obviamente, la medición también alcanza a otros dirigentes del Frente y la estadística final volvería a ser utilizada como herramienta de presión interna previo a la definición de la fórmula que enfrentará al radicalismo en 2007.


Comentarios


Soria e Icare oxigenan el clima del Frente para la Victoria