Suman sospechas por la desaparición

Tres jóvenes abandonaron la zona cuando comenzó la búsqueda de Solano





Daniel Agostinelli

CHOELE CHOEL (AVM).- Minutos antes de las 11 de ayer unas 100 personas comenzaron a marchar desde la Terminal de Ómnibus de Choele Choel hasta el Juzgado 30 con el fin de que se intensifique y amplíe la búsqueda del joven salteño Daniel Francisco Solano y que se de con el paradero de los tres norteños que se fueron repentinamente de la región al otro día de la desaparición, ocurrida la noche del 5 de noviembre, luego de que Solano fuera sacado de “Macuba Megadisco” por el oficial Toledo, el cabo Etchegaray y el agente Muñoz, quienes oficiaban de seguridad en el boliche. El punto de inicio de la marcha fue la terminal, uno de los lugares donde testigos aseguraban haber visto a Solano tras el episodio del boliche. Allí Hugo Ortiz -cuñado del trabajador salteño y, como la mayoría, perteneciente a la comunidad Cherenta de Tartagal- elevó unas plegarias para luego comenzar el periplo. Sin embargo, las cámaras de seguridad de la estación de ómnibus confirmaron que el muchacho nunca estuvo ahí. También estuvieron encabezando la marcha Gualberto Solano -padre de Daniel, muy angustiado-, Susana Solano -una de las hermanas-, un centenar de compañeros de trabajo llegados desde Lamarque y varios vecinos norteños que residen desde hace tiempo en el Valle Medio. La primera parada fue en el municipio; luego fueron hasta la Comisaría Octava, donde los cánticos expresaban el descontento por el accionar policial en el caso y el último destino fue la sede judicial donde la jueza Marisa Bosco recibió a los familiares y luego a cuatro personas que dieron su testimonio con reserva de su identidad. Unos 40 minutos después, la jueza salió a la vereda a hablar con los compañeros de Solano. “Les pido la mayor información posible, no tengan miedo, existe la posibilidad de reservar la identidad de quienes lo hagan. Está la justicia interviniendo en el caso y no se va a cubrir a nadie que pueda estar involucrado o tenga que ver en este episodio”, dijo a los presentes, y agregó que “mi intención es encontrarlo y voy a seguir cuanta pista aparezca y nos pueda conducir a Daniel”. “Estamos viviendo desde hace días en una casa que nos facilitó la empresa Agro Cosecha, que fue la que lo contrató a Daniel para que venga a la cosecha y que puso a disposición dos abogados”, indicó Susana Solano. “Creemos que la clave está en la declaración que puedan hacer Víctor Torres, Daniel Pelagio y Fernando Segundo, quienes se fueron de la zona al otro día de la desaparición de mi hermano y no responden los teléfonos ni se sabe dónde están. Ruego que Daniel esté con alguno de ellos o al menos que digan por qué se fueron así”, afirmó Susana durante la manifestación. Hugo Ortiz, por su parte, cree que Daniel “está con alguno de ellos o los obligaron a irse y no decir nada por algo que podrían haber visto esa noche… todo es muy raro”. En el mismo momento que se realizaba la marcha, la policía de Choele Choel realizaba un rastrillaje en un sector del río Negro. En Tartagal, en tanto, siguen las marchas cada tres semanas y ayer iban a cortar -aunque al final no lo hicieron- la Ruta Provincial 34 para pedirle al gobernador salteño Juan Manuel Urtubey que exija al gobierno rionegrino la aparición de Daniel, quien ayer estaría cumpliendo 27 años.


Comentarios


Suman sospechas por la desaparición