“Tenemos la oportunidad de exportar gas al mundo”

El vicepresidente de Gas de YPF, Marcos Browne, destacó las ventajas que tiene el país para participar en el mercado del GNL que tiene demanda creciente pero también competidores.





Para el referente de YPF “la coyuntura del país no debería distraernos en un proyecto que es largo plazo”.

Para el referente de YPF “la coyuntura del país no debería distraernos en un proyecto que es largo plazo”.

Para el Vicepresidente Ejecutivo de Gas y Energía de YPF, Marcos Browne, el gas natural licuado (GNL) es la oportunidad para el país de proveer gas al mundo, un cambio tan trascendental que lo comparó con la revolución que tuvo la carne con la introducción de los frigoríficos.

“Cuando entré a YPF en 1994 en la época de gran producción de Loma La Lata se estaba pensando en cómo industrializar y generar una salida para ese gas. Hoy es escenario es muy parecido por el potencial de Vaca Muerta”, enfatizó Browne y remarcó que “a esta oportunidad están apostando muchas petroleras en el mundo y por eso queremos ser competitivos en esa arena mundial”.

El rol de Vaca Muerta en esta chance es nodal. “Hoy el país produce 130 millones de metros cúbicos de gas por día y Vaca Muerta muestra una capacidad de crecer al punto de duplicar la capacidad productiva que tenemos”, remarcó.

Pero el principal atractivo del GNL es que es un mercado en crecimiento a tasas que no se registran en otros segmentos de las energías. “El mercado del GNL es muy grande. Hoy está en 300 millones de toneladas métricas anuales y en los próximos 20 años va a llegar al doble”, explicó el directivo de YPF.

Sin exportaciones de GNL no va a haber desarrollo del gas seco de Vaca Muerta. Esto es estratégico para el país”.

Marcos Browne, Vicepresidente de Gas y Energía de YPF

Ante este mercado potencial, Browne aseguró que Argentina cuenta con una ventaja: “la estacionalidad nos juega a favor porque en la época del año que tenemos saldos exportables es cuando en el mundo están demandando GNL, esto es de diciembre a marzo”.

En el plan de YPF para meterse de lleno en ese mercado en los próximos cinco años, Browne identificó un factor que deberán ser cuidadosamente medido y es precisamente la competencia con otros países que están desarrollando proyectos similares.

Actualmente hay 20 países que exportan GNL incluyendo a Argentina y 39 que son compradores, encabezados por China y Japón. Pero a lo largo del mundo hay 20 proyectos para licuar gas que se estima que estarán terminado en 2026.

En números

20
son los proyectos de plantas de GNL que se estima entrarán en operación en 2026.
2.500
millones de dólares por año podría dejar como ingresos una planta que licúe 5 millones de metros cúbicos por día.

El objetivo de YPF es continuar avanzando con el diseño del gran proyecto que es la construcción de una planta de GNL que procese al menos 25 millones de metros cúbicos de gas natural por día y genere 5 millones de toneladas de GNL al año.

Browne advirtió que “no se equivocan si calculan un total de 10.000 millones de dólares” en el costo entre el montaje de la planta, la creación de la infraestructura necesaria liderada por gasoductos y la ampliación y el sostenimiento de la actividad de producción de gas natural que estimó en no menos de 2.500 millones de dólares.

“El desafío es hacer esto con un break even (punto de ganancia en la producción de gas) que sea competitivo para ubicarnos entre los proyectos más competitivos del mundo”, indicó y agregó que “estamos sacándole punta al lápiz, buscando la eficiencia en todo y hemos tenido buenos resultados en el upstream”.

Browne advirtió que “tenemos un proceso largo por delante, lo importante es avanzar en los próximos año y medio o dos, para que cuando aparezca el momento de tener que tomar la decisión de inversión estemos listos porque si no lo hacemos la ventana del gas seco de Vaca Muerta no se va a desarrollar”.

Ampliar el mercado: un plan a largo plazo que ya se transita

Ante la oportunidad que encierra el potencial productivo de Vaca Muerta, las autoridades de YPF elaboraron un plan de corto, mediano y largo plazo para ampliar el mercado comprador de gas .

El esquema comenzó con las exportaciones vía gasoducto a Chile, Brasil y Uruguay que comenzaron a fines del año pasado. Entre esos países la apuesta de peso está en Chile que es visto como un comprador estratégico del gas argentino durante los siguientes tres años.

En marcha

20
son los países que hasta el momento han realizado exportaciones de GNL, incluyendo a Argentina.

En el plan para el mediano plazo la firma apunta a la integración del Cono Sur a través de la ampliación y extensión de los gasoductos de exportación existentes. En el caso de Paraguay se buscará colocar el gas nacional para desplazar el consumo de carbón, en tanto que en Brasil se busca reflotar el proyecto para la extensión de un ducto que llegue hasta la zona de Porto Alegre.

En esta etapa previa a la de largo plazo que es la planta de GNL y una mayor industrialización, se buscará también renegociar el contrato de importación con Bolivia y desplazar las importaciones de GNL y desarrollar los sistemas de almacenamiento subterráneo o storage.


Comentarios


“Tenemos la oportunidad de exportar gas al mundo”