Todos contaminamos



La carta destacada

Vivo en Neuquén, en la confluencia, una zona naturalmente privilegiada. Tengo el río a una cuadra y disfruto de ver cisnes de cuello negro y otras hermosas especies atravesar el agua como en una película. Raro, ¿no? Pensar que lo lindo sólo pasa en una película… También pasa acá, sólo que no cuidamos nada. Caminando por esta confluencia que se inicia a orillas del río Neuquén y la calle Figueroa vemos que la gente detiene sus autos para tirar basura a su antojo. Llamamos a la comisaría más de una vez, pero nos desborda. Tiran televisores, freezers viejos, animales vivos y muertos. La Municipalidad viene cada tanto y limpia, pero al otro día la situación es la misma.

Iba caminando el otro día y para mi sorpresa reconocí mi propia mugre: allí estaban los pañales de mi hija, bolsas de alimento canino, cápsulas de café y latas que yo misma había abierto el día anterior. Cual detective reconocí mi basura y me dije: yo también contamino, y no lo sabía. Resulta que hay gente en la zona que se dedica a juntar cosas de la basura, se lleva las bolsas al río, las abre y deja allí todo su contenido. Un horror.

¿No tenemos recolectores? ¿No tenemos educación? El agua es un recurso sin igual que gracias a Dios aquí sobra, pero no somos capaces de cuidar nuestro entorno. ¡Qué poco compromiso con el medio ambiente! Nos llenamos la boca de la pujanza de Neuquén, con spots publicitarios donde nos hablan de lo magnifico que es vivir aquí… empecemos a hablar con hechos, a cuidar, a dejar de pensar sólo en el sueldo de los petroleros, de la reelección, y veamos qué recursos tenemos. Neuquén no debería ser la ciudad para mudarse, sino la ciudad para quedarse. Hagamos juntos que eso pase.

Victoria Lis Marino

DNI 31.655.757

Victoria Lis Marino

DNI 31.655.757


Comentarios


Todos contaminamos