Todos los días en que la vida del '10' estuvo en peligro

#

Su adicción a los cigarros deterioran su salud.

Su adicción a las drogas, al alcohol, el sobrepeso y hasta problemas cardíacos y pulmonares tuvieron a Diego Maradona en el centro de la escena.

El momento más difícil en la vida del '10' fue en abril del 2004, cuando permaneció 12 días internado en grave estado en la Clínica Suizo Argentina de Buenos Aires, conectado a un respirador artificial y aquejado de una crisis cardíaca agravada por una infección pulmonar.

Sin embargo Maradona salió de la clínica para ir a una quinta privada, en donde transgredió las indicaciones médicas y debió ser hospitalizado nuevamente, cinco días más tarde.

El primer llamado de alerta había sido el 4 de enero del 2000, cuando veraneaba en Punta del Este, donde fue internado de urgencia debido a una crisis hipertensiva y un cuadro de arritmia ventricular. Tras detectarse restos de cocaína en su sangre, viajó a Cuba para someterse a un tratamiento contra su adicción.

El sobrepeso que evidenciaba en el 2002 lo llevó a tener a pesar 120 kilos. Por ese motivo se sometió a un "bypass gástrico laparoscópico", en Colombia, el 5 de marzo del 2005, que con el tiempo lo mostró con 50 kilos menos.

Maradona reconoció que ya no consumía cocaína, pero el alcohol y los cigarros hicieron que el pasado 28 de marzo fuera internado nuevamente en el Sanatorio Güemes, "por abuso en la ingesta de alcohol". Recibió el alta el 10 de abril, pero 48 horas después debió ser ingresado en un instituto privado, "por una reactivación de la hepatitis tóxica sufrida" y con fuertes dolores abdominales. Antes, Maradona dijo que iría al superclásico en La Bombonera, "aunque sea con suero".


Comentarios


Todos los días en que la vida del '10' estuvo en peligro