Tom Cruise ahora es el “malo”

Para el actor ya era tiempo de un cambio y decidió arriesgarse a interpretar a un sociópata en "Collateral", bajo las órdenes de Michael Mann.



NUEVA YORK (DPA).- Tom Cruise es quizá una de las celebridades más conocidas del mundo.

Sin embargo, en su última película “Collateral”, el actor interpreta a un asesino a sueldo y proyecta una imagen muy diferente a la que la audiencia está acostumbrada.

Dirigida por Michael Mann, “Collateral” relata la historia de Vincent (Cruise), un ex militar que se dedica a asesinar según las órdenes de sus clientes. Su personaje es inescrupuloso y carece por completo de remordimiento.

“Su personaje es el de un sociópata. No se trata de un ciudadano modelo”, explicó a la revista “Premiere” el cineasta Mann. “Pero creo que la audiencia podrá entenderlo, podrá transportarse a su mundo. Esa era mi intención”, agregó.

La imagen que proyecta Cruise en la pantalla en su nueva película está muy alejada de los roles que lo lanzaron a la fama como “Top Gun”, “Rain Man”, “Jerry Maguire”, “Entrevista con el vampiro”, “Misión: Imposible” o “El último samurai”.

Cuando Cruise y Mann se reunieron por primera vez, el director tenía en mente ofrecerle el papel del taxista Max, a cuyo auto se sube Vincent, alterando su vida para siempre. Pero el actor prefirió asumir los riesgos que significaba hacer el papel del “malo”.

“Es muy difícil para Tom tratar de interpretar a otra persona. Su rostro es uno de los más conocidos en todo el mundo. Por eso intentamos desarrollar un tipo de personaje en el que pudiera encajar su imagen”, explicó Mann.

Para poder encarnar a Vincent, Cruise se entrenó con un experto llamado Mick Gould, veterano de las Fuerzas Especiales británicas, quien había en el pasado trabajado con Mann en su filme “Fuego contra fuego”.

“La película transcurre durante unas diez horas. Comienza a las seis de la tarde y termina a las cuatro de la madrugada. Fue sumamente interesante para mí contar una historia que estuviera ocurriendo e ese mismo momento. Esa sensación de tiempo y espacio fue difícil de lograr, debido a que mi intención era crear una dimensión para los personajes, con vidas y pasados reales, aunque la audiencia sólo ve una parte de este aspecto”, agregó el cineasta.

Uno de los elementos clave del filme es la batalla entre las personalidades de los dos protagonistas, Vincent y Max, este último encarnado por Jamie Foxx. “Cuando ambos personajes comienzan a conversar se pueden observar las frustraciones de ambos”, explicó Foxx.

Para Cruise la ecuación es simple. “Vincent llega a Los Angeles y en esa noche cinco personas van a morir. Eso es todo. Se trata de un asesino que piensa que lo que hace es lo correcto y se considera un profesional haciendo su trabajo.

Sin embargo, al mismo tiempo, hay cosas que le están pasando de las que todavía no se ha dado cuenta”, afirmó el actor.

Para Max, su noche comienza tranquila, levantando su primer cliente, una fiscal que se está preparando para un juicio (interpretada por Jada Pinkett Smith). Irónicamente, el camino de la abogada se cruza con el de Vincent y deberá recurrir a la ayuda de Max para poder sobrevivir.

Originalmente, los estudios Dreamworks planeaban contratar a Russell Crowe para el rol de Vincent y luego se especuló con el nombre de Adam Sandler.

La visión de Mann era rodar en Los Angeles (en lugar de Nueva York) y desarrollar la trama durante la noche.

Finalmente fue la combinación del guión, escrito por Stuart Beattie, y el director lo que convenció a Cruise. “Uno puede visualizar el potencial de los personajes cuando conversa con Mann por la forma en que cuenta la historia. Como actor, tengo la costumbre de hacer mi propia investigación del papel, crearle una biografía. Michael ya tenía una visión definida del personaje”, afirmó el actor.

“Vincent, como lo crea Tom, es un sociópata, muy inteligente, frío y calculador, pero hay momentos en que se torna divertido. Vincent justifica lo que hace de una forma muy simple, lo que hace en realidad no tiene ninguna importancia”, explicó Mann.

“Comprendo desde el punto de vista de Tom la dificultad de crear un villano que sea diabólico y simpático al mismo tiempo”, añadió.

El elenco es completado por el español Javier Bardem, quien interpreta al jefe de los matones que contratan a Vincent en Los Angeles.


Comentarios


Tom Cruise ahora es el "malo"