Tomar un taxi en Bariloche, un 60% más caro

El municipio autorizó el incremento pedido por los propietarios de taxis. La bajada de bandera cuesta ahora 80 pesos. El impacto es menor en los viajes más largos.



Con el nuevo aumento, que rige desde el sábado, la bajada de bandera del taxi cuesta 80 pesos. Archivo

Con el nuevo aumento, que rige desde el sábado, la bajada de bandera del taxi cuesta 80 pesos. Archivo

La municipalidad de Bariloche autorizó el primer aumento de tarifas del año con una suba del 60% en la bajada de bandera del servicio de taxis.

A contramano de lo dispuesto con el transporte urbano de pasajeros que congeló la tarifa por 120 días y mantiene el precio del boleto en 35 pesos, en el taxi el aumento pedido por los propietarios fue concedido sin modificaciones.

La Asociación de Propietarios de Taxis solicitó en septiembre una actualización tarifaria en relación a los aumentos de los costos del servicio y el gobierno municipal, tras la audiencia pública de rigor, en la que no participó nadie, autorizó la suba a partir del sábado pasado.

Con el nuevo cuadro tarifario, la bajada de bandera pasó de 50 a 80 pesos y la ficha cada 100 metros recorridos subió de 3 a 4 pesos. Este último ítem hace que el impacto en el bolsillo de los pasajeros sea menor para los viajes más largos y ese ajuste implica un 33% de incremento.

En la resolución oficial que autoriza el aumento, se fija además que cada minuto de espera tendrá un adicional de 8 pesos y 4 pesos por bulto o valija.

Los propietarios de taxis esperaban la autorización municipal en diciembre pero se dilató la decisión oficial. Reprochan que desde hace un año no sufre modificaciones la tarifa y apuntan que el impacto es más bajo que la inflación anual.

La ciudad cuenta con 230 licencias de taxis habilitadas en la actualidad.
Este mes se definirá un proceso excepcional de entrega de nuevas licencias para personas con discapacidad que hayan sido peones de taxis o remises en la ciudad. El listado de inscriptos sumó 30 interesados.

Oficializan el congelamiento del boleto

En otro orden, el municipio oficializó el freno al segundo aumento del boleto del transporte urbano, que estaba previsto para febrero.

En la resolución que firmó como pronto despacho el intendente Gustavo Gennuso se determinó que hasta el 30 de abril no habrá modificaciones tarifarias en el transporte urbano que presta la empresa Mi Bus. Ese plazo responde a los 120 días de congelamiento de tarifas que ordenó el Ministerio de Transporte de la Nación y al que adhirió la ciudad y también la provincia para sus servicios interurbanos.

En Bariloche el boleto tienen desde noviembre una tarifa plana de 35 pesos, mientras que los estudiantes de secundarias privadas pagan un 33% y los escolares del sistema público viajan gratis.

Mi Bus tiene garantizados unos 23 millones de pesos en subsidios mensuales con aportes de Nación, Provincia y el Municipio.


Comentarios


Tomar un taxi en Bariloche, un 60% más caro