Torrico no arregla su contrato y los hinchas de San Lorenzo critican a la dirigencia

El arquero histórico del Ciclon pidió un aumento y los directivos no quieren dárselo.




Sebastián Torrico todavía no arregló su continuidad en San Lorenzo y los hinchas están indignados.

Sebastián Torrico todavía no arregló su continuidad en San Lorenzo y los hinchas están indignados.

En los últimos años, San Lorenzo tiene más polémicas que equipos competitivos. Luego de tres actuaciones decepcionantes en Copa Libertadores, Sudamericana y torneo local, el pedido de licencia del presidente Marcelo Tinelli dejó acéfalo al club.

Asumió Horacio Arreceygor, que quedó en el máximo cargo y es la cara visible de la gestión. En medio de una profunda crisis económica general, de la que el Ciclón no está exento, su misión es depurar el plantel, que tiene contratos altos en varios jugadores que no han rendido.

Uno de los pocos que salvó la ropa en el semestre pasado (sino el único) es Sebastián Torrico. El histórico arquero, campeón de la Copa Libertadores en 2014 en el club, superó lesiones graves y se bancó todas. Le trajeron varios en su puesto que nunca rindieron y cuando lo llamaron fue fundamental.

Torrico, paradójicamente, tiene uno de los contratos más bajos del plantel. Por eso, a la hora de negociar, su representante pidió un aumento. “Estamos en negociaciones con Torrico. Hay una distancia grande entre lo que ofrecimos y lo que él pretende. Le ofrecimos un contrato que mejora sustancialmente el contrato que tiene actualmente y estamos con distancia todavía", declaró el presidente.

Ante esas afirmaciones, los hinchas de San Lorenzo explotaron en las redes sociales bancando a Torrico y criticando a la dirigencia.

Entre los que trajeron para ese puesto, está Fernando Monetti, que tiene un contrato alto pero nunca dio la talla en sus dos pasos por el club.

Además, se hizo oficial el regreso de Néstor Ortigoza, el otro gran ídolo de aquella campaña de 2014, autor del gol en la única Libertadores que obtuvo el club de Boedo. "Con Ortigoza tenemos un plus en el vestuario, y con los chicos. Es algo que necesitábamos", agregó el titular azulgrana.

En cuento al entrenador, que todavía no está definido tras la salida de Diego Dabove por los malos resultados, Arreceygor afirmó: "Mi debilidad es Pablo Guede, todos lo saben''. En los últimos días había sonado el nombre de Paolo Montero pero esa posibilidad se cayó, al menos por ahora.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Torrico no arregla su contrato y los hinchas de San Lorenzo critican a la dirigencia