Tras el revés de las PASO, renunció el apoderado de Sobisch

El abogado Carlos Fernández aseguró que tenía un viaje programado al exterior, aunque en el partido reconocen que asumió la responsabilidad. El partido quedó afuera de las primarias por llegar tarde con los trámites.





El abogado Carlos Fernández renunció al cargo de apoderado de la Democracia Cristiana a dos meses de la elección de concejales en Neuquén y luego de que el partido quedara afuera de las PASO por una cuestión de trámites frente a la justicia electoral.

El expresidente del Colegio de Abogados y Procuradores atribuyó su alejamiento a motivos estrictamente personales, pues argumentó que tiene programado un viaje a Estados Unidos que le impedirá cumplir el rol para la instancia municipal.

“No me echaron”, aclaró ayer a RÍO NEGRO tras los rumores que vinculaban su renuncia con el revés judicial que excluyó al exgobernador Jorge Sobisch de la carrera a la diputación nacional. El partido presentó fuera del plazo la conformación de la junta electoral y la jueza federal, Carolina Pandolfi, resolvió que ya no podía participar de los comicios. El intento por apelar el fallo ante la Corte Suprema de Justicia fracasó por motivos similares, pues el apoderado no llevó el recurso extraordinario federal fuera de término.

“Tenía este viaje programado desde enero. Ya había informado de esta situación y de que iba a tener que hacerse cargo otro apoderado. Eso es todo”, planteó Fernández, quien sostuvo que seguirá en el partido.

“No puedo estar en el proceso eleccionario de Neuquén y eso demanda presentar una serie de cuestiones para las que hay que estar. A eso se suman cuestiones personales de trabajo que no me dejaban ocuparme a pleno. Cuando vuelva nos sentaremos a ver cómo seguimos”, dijo.

El presidente de la junta ejecutiva de la Democracia Cristiana, Gastón Sobisch, confirmó a este diario que la renuncia fue recibida el lunes, aunque reconoció que sí estuvo vinculada a la situación que ocurrió con las PASO. “Es doloroso porque sabemos de la buena fe y lealtad de Carlos. Es un compañero valiosísimo que asumió como propio un error de interpretación”, planteó.

El partido no solo viene del revés judicial por su imposibilidad de competir en las primarias del 12 de septiembre, sino que la misma jueza federal de Neuquén también lo condenó a dos años sin derecho a recibir contribuciones, subsidios y todo recurso de financiamiento público por incumplir con la rendición de cuentas durante el 2020.

Como esto ocurre a nivel nacional, las complicaciones no le impedirán participar de las elecciones municipales para las que ya tiene inscriptas candidaturas.


Comentarios


Tras el revés de las PASO, renunció el apoderado de Sobisch