Turismo en la región: la peor tormenta pinta el panorama

Para los destinos de Río Negro y Neuquén, que esperaban la temporada de invierno con ansias, la pandemia y el número de contagios son datos desalentadores. A su vez, la incertidumbre derrumba las posibilidades de las agencias de viajes de recuperarse.

Los centros de esquí presionan por definiciones al igual que otros segmentos del turismo. Archivo

Los centros de esquí presionan por definiciones al igual que otros segmentos del turismo. Archivo

La temporada de invierno se acerca en la Patagonia y a las pocas certezas que había en el horizonte, se suma la suba de casos de covid que marca un panorama aún más difuso y poco alentador para las ciudades que viven del turismo. Por otra parte, el sector de las agencias de viajes no logra tomar aliento después de un año sin movimiento y ante nuevas restricciones.

“Es una época muy fea. Tuvimos en Bariloche nuestro pico el invierno pasado. Cuando empezó a bajar la primera ola, en octubre se abrió al turismo, y el verano aunque no llegó ni por asomo a las temporadas anteriores, fue medianamente bueno. Llegó la segunda ola, el buen ánimo y las expectativas se cayeron. La perspectiva es muy mala. Es muy complejo hablar de turismo ahora”, dijo Sebastián Di Nardo licenciado en turismo, profesor de la carrera en la sede Andina de la Universidad de Río Negro.

El licenciado analizó que es una situación que no está exenta de lo que pasa en el resto del mundo. Trabaja en manejo de crisis, y ha tenido que enfrentar a crisis por factores climáticos, naturales, errores humanos, en las que se puede analizar y aprender, pero en esta situación, parece que solo queda agachar la cabeza y saber que es una crisis global.

“Europa pasó la temporada cerrada al turismo internacional, y en algunos casos también el interno y Bariloche no está exento. Tuvimos un invierno 2020 inexistente, un verano incipiente y el nuevo invierno viene con pocas promesas”, dijo Di Nardo.

Todavía no se ve la luz al final del túnel. Intuye que si se hacen las cosas bien, tal vez se podría abrir de nuevo por lo menos al turismo interno, como en verano. Si los cuidados hacen que se contengan los casos, tal vez el turismo interno pueda moverse. Pero confiesa que cualquier respuesta que se de hoy, es hacer futurología, porque en este momento se está transitando un momento en que no hay certezas y todo tiende a cerrar y aquietarse.

“Buscamos respuestas, haciendo análisis sobre la marcha. Si lo comparamos con un incendio, recuperar una crisis comienza cuando el fuego está apagado, aquí, tenemos focos prendidos. Nos cuesta en la posmodernidad no encontrar soluciones inmediatas a los problemas. Hay que apechugarla y ayudar al que la pasa peor”, concluyó.

Desde las agencias

Desde la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Neuquén y Río Negro, también analizaron que en este momento hay mucho desconcierto desde el sector, principalmente porque los viajes se vienen reprogramando y muchos habían establecido la fecha de su viaje nacional o internacional para esta semana.

“Los vuelos de cabotaje son para esenciales. Aerolíneas Argentinas está dando la posibilidad de volver a programar el viaje sin costos, pero una cosa es hacerlo dentro de Argentina y otro afuera, cuando la fecha ya está tan cerca. Eso genera una pérdida económica de todos los servicios confirmados desde hace meses”, dijo Clarisa Vermeulen, presidenta de la Asociación.

En caída

10%
de los ingresos que perciben en años normales, recibieron las agencias de viaje. Si bien en en verano estuvieron en funcionamiento, los turistas no suelen contratar agencias para los viajes dentro del país. En el verano para las agencias de la región no hubo recuperación.

Esperaban ver si en estos días, si la gente del interior podrá llegar a Ezeiza y tomar los vuelos que tenían previstos. Para conectar vuelos internacionales, es imprescindible poder volar desde el interior. Ante este escenario, lamenta la incertidumbre del momento, porque como destacó, “el turismo internacional no se maneja de un día para el otro”.

Lo positivo era que no se cerraron las fronteras, pero de todas formas no se generan nuevas ventas, ni hay consultas por estos días. Por otra parte, hay pocas agencias interesadas en vender para evitar la constante reprogramación.

Lo que llama la atención es la cantidad de promociones y ofertas de los operadores. Las agencias de la zona, (o la gran mayoría) no tienen productos propios, sino que comercializan productos de los operadores y llueven las promociones. Por ejemplo, los hoteles están con muy poca ocupación y trabajan con tarifas de ofertas sobre oferta”, dijo.

Viajes y vacunas

El tema de los viajes de vacunas a Estados Unidos, en la región no sigue el ritmo de lo que pasa en Capital. Según contaron, no hay tarifas económicas para el corto plazo. Los vuelos se redujeron al 30%, por lo que entre oferta y demanda son caros.

“La Embajada de Estados Unidos estaba cerrada, pero ahora comenzó a dar turnos para primeras Visas a partir de febrero 2022. Los que quieren renovarla lo pueden hacer online, del mismo modo que los que tienen pasaporte de la Comunidad Europea. De todos modos, no es tan fácil como se dice, está bastante complicado y no es nada económico”, concluyó Vermeulen .


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Turismo en la región: la peor tormenta pinta el panorama