Un consejo social asignará los planes laborales en Cipolletti

Está integrado por representantes de distintas instituciones locales



CIPOLLETTI (AC).- Todos los planes de empleo que lleguen destinados a los cipoleños pasarán desde ahora por un “Consejo Social”, integrado por representantes de distintas instituciones de la ciudad, quienes se encargarán de evaluar y asignar los cupos según las necesidades de la gente. El intendente Julio Arriaga dijo que se pretende garantizar “una absoluta transparencia a través de una vigilancia estricta”.

De esta manera la Coordinadora de Trabajadores Desocupados -que desde el lunes lleva adelante una protesta frente al municipio- quedó mucho más lejos de obtener los 200 puestos de planes “Trabajar” que pretende.

El “Consejo Social” se conformó ayer por la mañana en instalaciones de la Universidad de Flores. Quedó constituído por representantes de la Justicia (relacionados con temas de minoridad y familia), de ACIPADI, de la Delegación provincial de Trabajo, del Consejo de Pastores, del hospital local, de la Iglesia Católica, de supervisión y del municipio.

El secretario de Desarrollo Social de la municipalidad, Luis Bardeggia, dijo que este grupo comenzará a trabajar desde el lunes para distribuir los 370 cupos del plan “Jefes de Hogar” que obtuvo Cipolletti. Pero además, serán los encargados de evaluar “cualquier otro programa que llegue” a la ciudad.

“En la reunión el intendente dio la total garantía y seguridad de que el espíritu de este Consejo es la distribución de los cupos con absoluta transparencia”, dijo Bardeggia.

La asignación de los planes “Jefes de Hogar” -explicó el funcionario- se va a realizar según las necesidades de los grupos familiares. Donde haya mayor cantidad de niños o mujeres jefas de hogar, habrá mayores posibilidades de obtener esta ayuda.

“Creemos que en una situación de enorme dificultad, de incertidumbre y de sospecha de todos contra todos, la única forma de poder administrar estos recursos que el Estado pone para ayudar a los más necesitados es de esta manera, asegurando a la sociedad que se hace con un criterio de equidad y justicia, no con criterios de amiguismo o para favorecer a un grupo que presiona. El único compromiso es con los más necesitados”, enfatizó Bardeggia.

Con esta postura se cierran las posibilidades de negociación con la Coordinadora de Desocupados, que pretende que se entregue una determinada cantidad de cupos.

Bardeggia dijo que los integrantes de la Coordinadora como los demás desocupados de la ciudad deberán anotarse en las oficinas de empleo para ser evaluados por este nuevo consejo que se conformó.

“Los integrantes de la Coordinadora de Desocupados o de cualquier grupo no tienen cerradas las puertas. Lo que tienen que hacer es anotarse en las oficinas de empleo para que su caso sea analizado al igual que el del resto de los vecinos, según el criterio de necesidad. No es que ellos tengan vedado el ingreso a un programa”, aclaró.

El funcionario reveló que la mayoría de los puntos que reclamaban los manifestantes “se cumplieron”.

Dijo que les pagaron los planes Trabajar adeudados, que la provincia transfirió los 5.000 pesos para el pago de boletas de servicios y que también les entregaron las bolsas de alimentos. Al igual que Arriaga se mostró inflexible en acceder al pedido de cupos. “No puede ser que por pertenecer a un grupo nosotros le aseguremos 100 lugares. Sería injusto frente al resto de los vecinos que no están en ningún grupo y que tienen necesidades”, expresó.

Sin mediación para los desocupados

CIPOLLETTI (AC).- “¿Dónde está el famoso Consejo de Crisis que se formó en diciembre?”, se preguntaban ayer por la mañana los integrantes de la Multisectorial Cipolletti cuando fueron al municipio para intentar mediar por el problema de los desocupados y se encontraron con la ausencia de los funcionarios.

“Resulta imposible que la municipalidad tenga cerradas sus puertas. Puede ser que por razones administrativas se le dé vacaciones al personal, pero lo que no puede ser es que los funcionarios políticos se tomen vacaciones”, se quejaron.

Sin embargo, los integrantes del Ejecutivo se encargaron después de aclarar que se encontraban reunidos con los representantes de las distintas organizaciones para conformar el “Consejo Social”.

La reunión entre los referentes de la Multisectorial y el Ejecutivo mantenía expectantes a los miembros de la Coordinadora de Desocupados, quienes desde el lunes protestan frente al municipio. Creían que con la intervención de este grupo podían obtener una respuesta a su reclamo: los 200 puestos de planes Trabajar.

“No hay mediación. Nosotros vamos a entregar todos los planes que le lleguen a la ciudad a un Consejo absolutamente transparente”, se encargó de remarcar el intendente Julio Arriaga, quien reconoció que necesitarían “5.000 planes de empleo” y que por eso tienen que distribuir “muy bien” los 370 que se recibirán.

Ayer los desocupados cumplieron su quinto día de manifestación. Como por orden judicial no pueden mantener la calle Irigoyen cortada al tránsito, colocaron un cartel en la esquina de Villegas para pedir el apoyo de la gente. “No pase por esta cuadra. Luchamos por trabajo”, escribieron. Para “hacer el aguante”, hoy realizarán un recital en la calle.


Comentarios


Un consejo social asignará los planes laborales en Cipolletti