Un dolor de cabeza para De Vido



NEUQUÉN (AN).- La caducidad de Veta Escondida a Petrobras le trajo un dolor de cabeza al gobierno nacional que fue sorprendido por la decisión adoptada por la provincia. El propio ministro de Planificación Julio De Vido tuvo que poner la cara antes las autoridades brasileñas, en Buenos Aires y en Brasilia. Cuando Neuquén tomó la medida, también le bajó el pulgar a la canadiense Argenta Energía y a la argentina Tecpetrol. Sólo Argenta no fue a la justicia para reclamar, confiaron ayer fuentes del gobierno neuquino. Fue tal el enojo brasileño que incluso hay versiones de que esa acción condicionó el apoyo que Brasil, a través de su banco de desarrollo, había comprometido para la construcción de la presa Chihuido I. El 3 de abril pasado el gobierno de Neuquén caducó la concesión de las áreas hidrocarburíferas Veta Escondida (Petrobras), Covunco Norte (Argenta Energía) y Fortín de Piedra (Tecpetrol). La quita se produjo de manera simultánea a la ofensiva de los gobiernos federal y provinciales contra la petrolera hispano-argentina Repsol-YPF.


Comentarios


Un dolor de cabeza para De Vido