¿Un hobbie puede convertirse un negocio?

Tras su paso por la carrera de Administración de la UNCo, una roquense y una cipoleña le dieron forma a un proyecto para ayudar a los micro emprendedores. Y aún en medio de la pandemia, creen que es posible armarse un futuro laboral.



Verónica Villagra y Florencia Capua, de Roca y Cipolletti respectivamente, se conocieron estudiando Licenciatura en Administración en la Universidad Nacional del Comahue y aunque cada una ya tiene su propio trabajo, decidieron poner en marcha un proyecto conjunto para ayudar a quienes quieran comenzar su propio camino y darles el empujón inicial a los microemprendedores. 

Florencia Capua


El comienzo no fue tal como lo habían imaginado. La pandemia hizo que no pudieran juntarse y debieran resolver mucho a través de reuniones virtuales. Pero aún así, salieron a la vidriera virtual con Micro emprender (microemprenderok@gmail.co), para “asesorar, compartir los conocimientos y experiencias adquiridas tanto en la carrera como en el área laboral”. 
A través de correos electrónicos, “hablaron” con RIO NEGRO sobre lo que ellas denominan una oportunidad. 

Verónica VIllagra


-¿Qué tipos de emprendedores asesoran?


-En verdad, a cualquier tipo de emprendedor, incluso los profesionales independientes. Los contenidos que publicamos sirven para el asesoramiento de cualquier persona que quiera iniciar o desarrollar su proyecto, ya sea que vendan servicios y/o productos. Si bien los conceptos que usamos son aplicables a cualquier escala, nos orientamos más a emprendedores que estén en las etapas iniciales de su negocio de forma que puedan lograr una visión y gestión integral del mismo.

 -¿Se puede avanzar aún en medio de esta pandemia?
-Totalmente. Creemos que ahora más que nunca mucha gente está interesada en generar proyectos propios, realizando productos o prestando servicios y difundiendo sus emprendimientos a través de las redes sociales. Y de hecho por la necesidad de no trasladarnos tenemos (como consumidores) la necesidad de poder aumentar las compras digitales.


- ¿Cuál es el primer y más importante consejo que les dan a los emprendedores?
-Creemos que sería aprender a identificar las oportunidades. Todos tenemos quizás “hobbies” que nos encantan hacer pero nunca pensamos en hacerlo como proyecto y modo de vida. Por ejemplo, hacer artesanías, cocinar, etc. En Micro tenemos una sección que se llama “identificando micro-oportunidades” y lo que aconsejamos es observar, identificar, buscar y encontrar esas oportunidades. Ver el mercado actual y observar de qué manera nuestro proyecto puede llegar a tener éxito. 


Las preguntas
fundamentales

Buscar e identificar en el mundo otras personas o empresas que ya presten un servicio o producto de la misma característica. Cómo lo hacen, cómo lo vende, qué servicio ofrecen, cuál es su imagen, cómo la trabaja, si usa redes sociales, si tiene página web, cómo lo comercializa, etc. Esto seguramente va a aportar muchas ideas que te van a dar un panorama muy amplio del mercado actual.


Preguntarnos si existe una oportunidad de desarrollo en nuestro ámbito de acción, en el ámbito local. ¿Tendría posibles clientes? Quizás los primeros sean nuestra familia, amigos y conocidos, pero siempre tenemos que estar orientados a encontrar y alcanzar potenciales clientes. ¿Dónde se encuentran? ¿Qué tipo de personas puede llegar a requerir nuestro servicio o producto?


Preguntarnos si tenemos algo con lo que podamos comenzar a prestar ese servicio o realizar esos productos e identificar las oportunidades en las que ese negocio podría comenzar a funcionar. Por ejemplo, quizás ponernos nuestra propia panadería sería complicado, pero teniendo las habilitaciones y capacitaciones necesarias podemos empezar a hacerlo desde nuestra casa y con las herramientas que ya tenemos .


La idea principal y fundamental es empezar. Romper la inercia es la parte más difícil.


Comentarios


¿Un hobbie puede convertirse un negocio?