Un juez ordenó ir al psicólogo a un acusado por violencia de género

El hombre es reincidente. En el último caso, ocurrido en diciembre, golpeó a su pareja y quedó detenido.



Eligieronj a lkos nuevos Fiscales. bche fiscales 1

Eligieronj a lkos nuevos Fiscales. bche fiscales 1

El juez de Juicio, Bernardo Campana, declaró responsable a un hombre por el delito de lesiones leves calificadas por el vínculo de pareja y por un contexto de violencia de género y le ordenó que realice un tratamiento en el área de Salud Mental del hospital.

El fiscal Martín Govetto en los alegatos recordó que el imputado hace unos meses fue condenado por violencia de género, y que le dictaron pautas de conducta para impedir otra agresión y el 14 de diciembre de 2018 en el mismo domicilio familiar, cometió el hecho que se le imputó en esta oportunidad.

El juez tomó en cuenta un informe psicológico de la mujer en el que se indica que continúa en un círculo de violencia y que se culpa por las necesidades económicas de sus hijos ya que su padre está detenido. Por eso, Campana ordenó oficiar a Desarrollo Social a fin de que se realicen todas las gestiones necesarias para aliviar la situación económica de la señora y sus niños.

También pidió el juez a los profesionales de Salud Mental del hospital zonal de Bariloche que se incorpore al hombre imputado a un “tratamiento psicológico o de reflexión para que tome consciencia de la mayor problemática que padece, la cual obviamente está relacionada al trato o destrato que le ha brindado a su pareja, su falta de ver o reconocer en ella otra persona titular de derechos, entre ellos, titular del derecho a una vida libre de violencia”.

El magistrado propuso al imputado “realizar un tratamiento que lo invite a reflexionar sobre los derechos de su pareja y así lograr revertir su falta de perspectiva de género. Mas allá de la pena que se le imponga en este caso, necesita aceptar esta problemática, pues si bien está claro que necesita un tratamiento por el consumo de alcohol, también lo necesita para evitar reiterar su conducta”.

El caso que se juzgó indica que la noche del 14 de diciembre de 2018 el sujeto se presentó en la vivienda donde reside su pareja junto a sus hijos, de 8, 5 y 3 años y tras una discusión propinó forcejeos violentos con la mujer y varios golpes que le produjeron pluralidad de lesiones en diferentes partes del cuerpo y en el cuello especialmente.

Govetto indicó que todas estas agresiones se dieron en un claro contexto de violencia de género, donde el imputado fue reiteradamente violento, es reincidente en las mismas conductas, las que conllevan agresión física, amenazas y manipulación psicológica. El imputado fue detenido porque en la prisión preventiva se encontró la manera de cortar el círculo de violencia.

El imputado fue asistido por el abogado Manuel Mansilla y en su declaración redujo el caso a una “discusión de pareja” y remarcó que sigue la relación afectiva con la mujer denunciante y que es él quien brinda sostén económico a todo el grupo familiar.

El juez valoró las pruebas, entre ellas un informe de una psicóloga que informó que la mujer víctima se encuentra dentro de un círculo de violencia e incluso la propia mujer cuestiona que el sujeto siga detenido y se culpa por las necesidades de sus niños.

“Por su estado actual de vulnerabilidad ha hecho todo lo posible para mejorar la situación procesal del acusado, incluso ocultó los golpes que R. le propinó y que ella si le pudo contar al policía esa noche”, indicó el informe.

Si sos víctima de violencia de género llamá gratis al 144


Comentarios


Un juez ordenó ir al psicólogo a un acusado por violencia de género