Un local en Colonia Suiza



Casi en paralelo al nacimiento de Estación Iaia, Alejandra y Hernán comenzaron a participar en todo tipo de ferias itinerantes en Bariloche.

“La noche anterior a la primera feria a la que fuimos invitados no dormimos porque no teníamos nada de producción. Nos quedamos trabajando toda la noche y no vendimos nada. Pero seguimos apostando porque la feria era el único modo de que la gente conociera lo que hacíamos”, recordó Alejandra.

A comienzos de este año, la pareja se animó a dar otro paso con la apertura de un local frente a la feria municipal de Colonia Suiza.

“Siempre nos gustó mucho este lugar y, si bien la atención al público genera un desgaste, la esencia de abrir un negocio nos permite charlar con la gente. Abrir un local en la calle Mitre era muy caro y, por atender, no podríamos producir. A Colonia vamos cuando hay mayor flujo de gente, los miércoles y domingos, y en verano todos los días”, aclaró Hernán.


Comentarios


Un local en Colonia Suiza