“Un paso al costado”

Por Redacción




La diligencia de jueces y fiscales en la tramitación de las distintas causas que llegan a su conocimiento y decisión es sustancial para que finalmente los delitos cometidos se descubran, destacando que cualquier cuestión, aunque la prueba ofrecida resulte abundante y precisa, ante la negligencia en la producción de la misma, de disponer allanamientos y otras medidas con celeridad, sin dar tiempo a que los elementos de acreditación del delito desaparezcan por la acción de cómplices de los encarcelados y procesados, acabará lamentablemente en frustrar quizás para siempre la posibilidad de un resultado exitoso. En tal sentido aparece oportuno destacar que la ruta del dinero K fue descubierta por el fiscal José María Campagnoli en el año 2013 e involucraba a las más altas esferas del poder político de ese tiempo y por ello, haciendo uso de una rapidez asombrosa, la procuradora general de la Nación Alejandra Gils Carbó suspendió al funcionario en cuestión, comprometido con su rol, por ocho meses, desmembró su equipo y lo sometió a juicio político con el fin de impedir que los titulares más relevantes del gobierno kirchnerista fueran descubiertos en su obsesivo afán por saquear el Estado.

Toda esa información fue a parar al Juez Sebastián Casanello, quien no tomó ninguna medida de impulso hasta que cambió el gobierno y apareció en televisión el video de la Rosadita donde están los delincuentes contando millones de dólares, entonces allí, tardíamente, dispuso medidas que eran de rigor en atención a la repercusión social del hecho.

Así y luego de la declaración del arrepentido Leonardo Fariña nuevamente la desidia trabó el éxito de la investigación. Así en “La Nación” on-line del 25/4/2016 bajo el título “Ruta del dinero K: se demoran los allanamientos y temen que se pierdan pruebas” se destaca: “Sorprende que, pese a los intensos preparativos iniciados el viernes, la Justicia aún no haya ido a buscar parte del tesoro enterrado de Lázaro Báez y los Kirchner a las estancias Cruz Aike y La Julia, dos puntos minúsculos en la helada inmensidad de la estepa santacruceña. Bajo esos cimientos, y los de otras cuantas propiedades ligadas al ecosistema inmobiliario familiar de los expresidentes, pasaron y posiblemente aún duermen cientos de millones de dólares distraídos a los argentinos a través de los variados mecanismos de corrupción germinados durante el kirchnerismo. La ruta del dinero K es apenas uno de ellos”.

Y esto ocurre porque el juez Sebastián Casanello sólo despierta ante escuchas que difunde la televisión o el reto de la Sala II de la Cámara, ya que es uno de los tantos jueces y fiscales federales afines a la agrupación judicial kirchnerista Justicia Legítima.

Héctor Luis Manchini

DNI 7.779.947

“El juez Sebastián Casanello sólo despierta ante escuchas que

difunde la televisión

o el reto de la Sala II

de la Cámara”.

Héctor Luis Manchini

DNI 7.779.947

Zapala

Datos

“El juez Sebastián Casanello sólo despierta ante escuchas que
difunde la televisión
o el reto de la Sala II
de la Cámara”.

Comentarios


“Un paso al costado”