Un preso de la U11, testigo de torturas, se cosió la boca

Se trata de Ramón Mansilla, quien comenzó una huelga de hambre y seca frente a los hostigamientos que recibe de la policía.



#

El hombre se encuentra detenido en la U11 de Neuquén.(Foto: Archivo Juan Thomes.- )

El Tribunal de Impugnación anuló las absoluciones a cinco guardiacárceles acusados por torturar a internos de la Unidad 11 de Neuquén y ordenó hacer un nuevo juicio.

Una de las víctimas, Ramón Mansilla, se cosió la boca y comenzó una huelga de hambre y huelga seca frente a los hostigamientos que recibe de la policía, agravados luego de conocerse la resolución judicial.

La asociación Zainuco, querellante en la causa, indicó que Mansilla escribió una carta en la que manifiesta que va a “poner su vida en manos del poder judicial”, a la espera de una respuesta frente al peligro cierto que corre al estar detenido en una Unidad de Detención donde al día de la fecha prestan servicios dos de los policías acusados por torturas y próximos a ser llevados nuevamente a juicio.”

Los hechos por los que los guardicárceles fueron denunciados ocurrieron en febrero de 2009. Mansilla declaró haber sido golpeado por el personal de requisa junto a otros dos presos, entre ellos, Cristian Ibazeta, quien sería asesinado dos años después en la cárcel.


Comentarios


Un preso de la U11, testigo de torturas, se cosió la boca