Un proyecto millonario y con un gran impacto posible

Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, realizó una propuesta por redes: pagará una fortuna a quien desarrolle una buena tecnología para capturar emisiones de dióxido de carbono.

El multimillonario CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, expresó mediante redes sociales y hace apenas unas horas una de sus nuevas movidas filantrópicas, en este caso con un enfoque especial.


¿De qué se trató? En esta oportunidad, y con un mensaje en Twitter, el mandamás de las compañías afirmó su intención de otorgar un premio de 100 millones de dólares para el proyecto que desarrolle la mejor tecnología posible para capturar emisiones de dióxido de carbono.

Claro está, fiel a su estilo dejó el mensaje y no dio demasiados detalles más. Según trascendió, Musk volverá a hablar del tema recién la próxima semana, y allí brindará más información respecto al proyecto.

Basados en sus respuestas en redes sociales, varios especialistas aseguraron que la intención de Musk se enfocaba sobre todo en tecnología destinable a SpaceX, buscando generar así cohetes con energía renovable; y no tanto a una situación más bien centrada en el calentamiento global. Dicho esto, no dejaron de lado que un avance en este proyecto también implicaría, a largo plazo, un impacto en este tema.

Vale recordar que, en las últimas cumbres contra el cambio climático, muchas de las potencias globales definieron como uno de sus objetivos la reducción de emisiones, por lo que esto podría ser una inversión a largo plazo que beneficie a todos.

SpaceX sería el beneficiado con este desarrollo, para implementarlo en futuros cohetes.


Hay una situación que no deja de hacer ruido: si casi todos los proyectos para reducir el calentamiento global incluyen como uno de sus objetivos el capturar las emisiones de CO2, ¿por qué los avances son tan lentos y se registra un progreso muy bajo?

En principio, hay una cuestión de avances tecnológicos que evidentemente no termina de adquirir la velocidad necesaria. Sin ir más lejos, la propia Agencia Internacional de Energía habló del tema meses atrás y aseguró que era fundamental conseguir una tecnología que capturara estas emisiones para llegar a los objetivos pautados.

Claro está, no solo con tecnología se puede trabajar esta temática. Sin ir más lejos, hay una solución natural y los árboles son los grandes protagonistas.

El proceso conocido como “Captura y almacenamiento de carbono” busca capturar el dióxido de carbono pero desde la mismísima fuente de emisión, de forma que no alcance a escapar filtrándose en el aire.


Es una frase común, pero no por eso deja de ser importante: plantar árboles fue uno de los comentarios que más le dejaron al CEO en su publicación.

De todas formas, la posible utilización de este proyecto para sus propios cohetes le trajo a Musk una serie de críticas, sobre todo de parte de sus seguidores en Twitter.

Allí, varios le reclamaron que la misma cantidad de dinero podría haberse invertido en temáticas más importantes como las vacunas contra el Covid.

Claro, no es el único proyecto de Musk que tiene alguna relación con el medio ambiente, aunque no siempre con un beneficio claro para el planeta… Es que esta misma semana, mientras la atención mediática estadounidense iba dirigida casi por completo a la transición de mando, el CEO y el alcalde de Miami intercambiaron tweets sobre un sistema de túneles que el fundador de SpaceX ofreció construir allí.


El intercambio de tweets comenzó cuando Musk escribió que “los automóviles y camiones trancados en el tráfico generan megatones de gases tóxicos, pero los túneles subterráneos de @boringcompany en Miami resolverían el tráfico y serían un ejemplo para el mundo”.

Con este mensaje, el magnate respondió una invitación por Twitter del alcalde de Miami, Francis Suárez, quien le ofreció visitar la ciudad para discutir “potenciales soluciones en el beneficio de nuestro futuro”. “Si el gobernador y el alcalde quieren que esto se haga, lo haremos”, prometió el líder de SpaceX y de Tesla.

La alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine-Cava, le respondió “hablemos” y el de Fort Lauderdale, Dean Trantalis, dijo que su ciudad quería “ser parte de la discusión”.

Es así como, a medida que el tiempo pasa, Musk se mete cada vez más de lleno en proyectos y temáticas que tienen como una de sus aristas el medio ambiente. Y si el impacto es positivo, bienvenido sea.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Un proyecto millonario y con un gran impacto posible