Un simbólico abrazo en defensa del río Limay

Fue para conmemorar el rechazo a un proyecto hidroeléctrico de 1995



#

Alfredo Leiva

Ni el frío ni la leve llovizna impidieron que los chicos se unieran para tomar y crear conciencia de que hay que defender el río.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Con el objetivo de mantener vivo en los chicos la defensa del último tramo del río Limay, alrededor de doscientos alumnos de la Escuela 312 de Dina Huapi, junto con docentes y más de cincuenta vecinos se reunieron ayer para conmemorar el abrazo simbólico del 8 de octubre de 1995, cuando alrededor de 5.000 personas rechazaron el proyecto hidroeléctrico denominado Segunda Angostura. Allí, germinó la semilla en defensa del último tramo del Limay. El acto se realizó ayer por la mañana en inmediaciones de la naciente del río. Bajo una tenue llovizna, Jorge Vienni, recordó que la defensa del Limay fue “una profunda construcción” de base y destacó “el importante aporte de los maestros que trabajan la memoria de los pibes”. También criticó a los dirigentes que se comprometieron con la defensa del río pero “cajonearon” la puesta en marcha del área protegida del Limay. “Nunca se reglamentó la ley”, aseguró. El proyecto Segunda Angostura Otro integrante de la Comunidad del Limay, Carlos Videla Dorna, advirtió que el proyecto Segunda Angostura se suspendió en 1995 por la presión popular, pero aseguró que “ningún gobierno hasta la fecha lo eliminó, sigue durmiendo esperando que algún funcionario trasnochado pretenda ponerlo en vigencia”. Y recordó que hace tres años intentaron reflotarlo. Vecinos de Dina Huapi y de Bariloche participaron del acto, que se realiza cada 8 de octubre. También, el intendente dinahuapense Danilo Rojas, el concejal del PPR Alejandro Corbatta, funcionarios y representantes de Parques Nacionales junto a los integrantes de la Comunidad del Limay. La represa proyectada en la angostura natural de rocas ubicada aguas arriba del Anfiteatro del Limay convertiría el río en un espejo de agua que inundaría unas 1.400 hectáreas, dentro del Parque nacional Nahuel Huapi y el área protegida que la provincia mantiene “cajoneada”. Los asistentes al acto destacaron que se busca mantener vivo en los chicos lo que pasó hace 18 años. Algunos de los organizadores señalaron que varios de los que participaron del abrazo de 1995 ayer concurrieron con sus hijos. “Acá hay un montón de generaciones representadas”, valoró Videla Dorna. Y destacó que la movilización de los vecinos permitió “haberle salvado la vida al río”.


Comentarios


Un simbólico abrazo en defensa del río Limay