Una alternativa en crecimiento

La producción de hortalizas bajo cubierta es una estrategia comercial que ha evidenciado un constante desarrollo, tanto al hablar de la cantidad de hectáreas implantadas como de las tecnologías a aplicar para obtener una oferta de calidad.



1
#

Participaron más de 80 personas en la jornada “Pautas generales para el armado y manejo de invernaderos en la Patagonia Norte”.

2
#

En los valles del este de la Norpatagonia, la producción de hortalizas bajo cubierta es una estrategia productiva que ha evidenciado un constante crecimiento en los últimos seis años.

Hoy en día se observa que el productor está adquiriendo invernaderos modulares de 1.500 metros cuadrados (m2) por un valor de 120.000 pesos, valor que incluye materiales, armado y flete. De esta manera realiza actividades complementarias entre la producción al aire libre y la protegida.

La superficie actual bajo cubierta en los valles del este de la Norpatagonia ronda las 38 hectáreas, de las mismas 20 corresponden a la zona del valle bonaerense del Río Colorado, otras 10 hectáreas al Valle Inferior y 4 en cada valle, aportan tanto General Conesa como la localidad de Río Colorado.

La producción bajo cubierta permite aumentar la seguridad de cosecha y obtener mayor proporción de productos de alta calidad (limpieza, sanidad, uniformidad) debido a la protección que ofrece ante ciertos fenómenos climáticos como granizos, lluvias intensas, fuertes vientos y heladas.

A su vez, la cobertura del cultivo permite extender la estacionalidad de la producción hortícola, y así obtener producciones fuera de época, en circunstancias climáticas en las cuales el desarrollo del cultivo al aire libre no sería posible.

En aquellos casos donde los productores también poseen puestos de venta directa al público, ya sea en ferias o verdulerías, les facilita asegurar un abastecimiento continuo de hortaliza local durante gran parte del año.

El interés y la relevancia de esta tecnología se vieron cuantificados recientemente con la participación de más de 80 personas en la jornada “Pautas generales para el armado y manejo de Invernaderos en la Patagonia Norte” realizadas el mes pasado en la Estación Experimental de INTA Valle Inferior.

Durante el encuentro se describieron las prácticas a realizar antes y después del cultivo con el objetivo de disminuir la cantidad de inoculo dentro del invernáculo. Por otro lado, la empresa Maderera Los Troncos S.A representada por Gastón Días, detalló cuáles son las características de los invernaderos y cómo es el proceso de obtención de la madera. Alejandro Ampo, especialista en armado, brindó las pautas básicas a tener en cuenta a la hora de la construcción de la estructuras.

También se hizo énfasis en el manejo fitosanitario, principalmente en cuáles son la condiciones ambientales (humedad y temperatura) que predisponen el desarrollo de plagas y enfermedades en los cultivos.

Finalizando la jornada, mediante una encuesta que completaron los participantes (productores, técnicos y estudiantes), se logró identificar al riego y fertiriego, al manejo de enfermedades y el uso y aplicación de tecnologías para invernaderos, como las temáticas de mayor interés a tratar en próximos encuentros.

Esta perspectiva define un rumbo, que mediante una planificación paulatina y asociada con todos los actores del sector, facilitara el desarrollo de trabajos, actividades y capacitaciones relacionadas fundamentalmente con las necesidades locales y actuales del territorio.

“Temas como riego, uso y aplicación de tecnologías para invernaderos son temáticas que captan el mayor interés”.

Ingeniero agrónomo Enrique Muzi,

EEA Valle Inferior

Datos

La producción bajo cubierta permite aumentar la seguridad de cosecha y obtener mayor proporción

de productos de

alta calidad.

Datos

“Temas como riego, uso y aplicación de tecnologías para invernaderos son temáticas que captan el mayor interés”.
38
La superficie actual, en hectáreas, bajo cubierta en los valles del este de la Norpatagonia.
$ 120.000
El costo promedio de un invernadero de 1.500 metros cuadrados para la región.
La producción bajo cubierta permite aumentar la seguridad de cosecha y obtener mayor proporción
de productos de
alta calidad.

Comentarios


Una alternativa en crecimiento