Una casa para que personas con discapacidad puedan vivir con autonomía, en San Martín de los Andes

Casatuya, un proyecto de la asociación civil Puentes de Luz que diseñó el estudio IAG Arquitectos.

“Durante los últimos 30 años de práctica profesional hemos desarrollado diferentes temas y programas de arquitectura, dándoles solución a cada uno de acuerdo a la problemática que presentan".

El patio del contrafrente del proyecto que presentó el estudio IAG Arquitectos a Puentes de Luz, de San Martín de los Andes.

"El proyecto Casatuya nos planteó un nuevo desafío. El trabajo encomendado consiste en lograr que personas con discapacidad puedan vivir de manera autónoma, con sus pares y con monitoreo profesional. En la actualidad las personas con discapacidad sobreviven a sus padres y la falta de un espacio adecuado para la autonomía es una problemática que se debe enfrentar. En este caso, más que nunca, debíamos pensar la vivienda en forma inclusiva e integral”.

Quienes así hablan son los profesionales del estudio IAG Arquitectos de Neuquén, cuyos líderes son Adrián Ibarroule, Oscar Aprea y Gustavo Gradel al referirse al proyecto que ya presentaron para hacer realidad el sueño de la Asociación Civil Puentes de Luz, de San Martín de los Andes.

El IPVU (Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo) de Neuquén los convocó para desarrollar el proyecto en base a las ideas preliminares ya trabajadas e investigadas por Puentes de Luz, que cuenta con un centro de día para brindar atención a personas con discapacidad. Todo el trabajo fue monitoreado y validado por la Universidad del Comahue y contó con los aportes de AFANIAS Madrid y del Proyecto Mi Casa de Plena Inclusión de España. De igual manera, la municipalidad de San Martín de los Andes brindó todo su apoyo.

Puentes de Luz, que ya lleva 15 años de trabajo, se propuso en 2019 generar una campaña de toma conciencia y de recaudación de fondos para lograr el objetivo de construir dos unidades funcionales y un espacio de encuentro e intercambio. A partir de esta campaña se logra la donación de un terreno en el barrio Las Nalcas, en San Martín de los Andes.

El conjunto

Sobre un lote de 600 m2, con una leve pendiente hacia su frente sur de 30 metros y con vistas a un hermoso valle, se implantan las dos viviendas de planta baja y un piso vinculadas entre sí mediante un volumen de planta baja y dos pisos con usos comunes.

Cada vivienda cuenta con capacidad para 4/6 personas.

El esquema en U conforma un patio al contrafrente protegido de los vientos predominantes del frente, orientado al norte, para lograr así el ingreso del sol durante todo el día.

A dicho patio se vuelcan todos los espacios del conjunto conformado por dos viviendas de planta baja y planta alta de tres dormitorios. Se proyectan dos accesos con un hall de entrada a cada vivienda, que ofician de trampa de frío y sirven de ingreso al volumen central. Este alberga un sector común que incluye, en planta baja, local para ventas y espacio comunitario; en el primer piso, una sala para actividades artísticas, sala de estar y espacio de juegos; y en el segundo piso, una unidad funcional (monoambiente), destinada a la vivienda para un asistente y espacio de servicios .

Desde las viviendas se accede a un patio escalonado y se prevé un sector para producción y huerta/invernadero. Las gradas generadas resuelven el desnivel existente de 2 metros de altura.

Las viviendas

La planta baja de las unidades cuentan con estar comedor, cocina integrada y una habitación en suite. Una escalera permite acceder a la planta superior, que contiene 2 dormitorios en suite y un puente al sector común.

Se resuelve la circulación vertical y accesibilidad a todos los espacios mediante un ascensor ubicado en el volumen central.

La totalidad de los ambientes cuentan con ventilación natural cruzada.

El sistema constructivo será mixto (tradicional y construcción en seco) considerando materiales con bajo mantenimiento.

Las fundaciones serán de hormigón armado. Sectores con hormigón visto. Muros de sistema steel frame con revestimiento exterior en chapa acanalada color y detalles en madera.

Cubiertas de chapa acanalada pre-pintada de color negro.Carpinterías de PVC con vidrios DVH termopanel. La calefacción mediante piso radiante y sistema de back up con calefactores TB en algunos ambientes. El agua caliente mediante termotanque a gas natural. Horno y cocina eléctricos.

Todos estos sistemas estarán suplementados por calentadores solares, paneles fotovoltaicos y sistemas de reutilización de las aguas grises y el agua de lluvia.

Asesores

Equipo técnico del IPVU.

Dra. Beatriz Celada, Instituto Patagónico de Estudios de Humanidades y Ciencias Sociales (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas - Universidad Nacional del Comahue)

Sofia Reyes, coordinadora del Proyecto Mi Casa Plena Inclusión España.

Lic. Luisa Gonzalez, de AFANIAS Madrid.

Para más detalles, www.casatuya.org


Comentarios


Una casa para que personas con discapacidad puedan vivir con autonomía, en San Martín de los Andes