Una donación da impulso a proyecto educativo

Alumnos de la Escuela Especial 23 podrán poner en marcha una panadería.



INGENIERO JACOBACCI (AJ).- Alumnos y docentes de la Escuela Especial 23, junto a padres y vecinos, recibieron ayer con gran alegría la llegada de un horno eléctrico de panadería, una cocina a gas, una heladera familiar e indumentaria donada por al Club Río Colorado de Capital Federal, una institución que tiene como premisas básicas la amistad, solidaridad y el deporte.

Poner en marcha una panadería es uno de los objetivos principales del establecimiento, que apunta a la formación integral de los alumnos atendiendo sus posibilidades a través de acciones educativas y preventivas, tendiendo al máximo logro de la autonomía personal e integración social.

En el verano, en el marco de una charla de café, la directora de la escuela, Idelma Sartor, y la docente Paula Cruz, le explicaron a una integrante del Club, la escritora jacobaccina Ana María Ponce, los alcances del proyecto y la imposibilidad de ponerlo en marcha por falta de presupuesto. Desde hace más de diez años el Club trabaja en actividades deportivas solidarias tratando de integrar a través del deporte a diferentes familias que no sólo llevan a sus hijos a jugar al fútbol sino que también se comprometen con la realidad social que los rodea. En este marco, comenzaron a gestionar ante distintas instituciones y personas lo que la escuela jacobaccina necesitaba.

“Lo que aportamos es fruto de la colaboración desinteresada de instituciones y personas de corazón solidario y de una gran lucha y trabajo por sensibilizar a una sociedad que debe entender que, entre todos, podemos más y que además es un deber para con todos aquellos que lo necesitan” señaló el Club a través de una nota.

Además del horno panadero, la cocina y la heladera, los alumnos recibieron delantales, gorros de cocineros y manoplas confeccionadas en un taller de costura de Colonia Dora, en Santiago del Estero, que también forma parte de los proyectos solidarios que apadrina el Club Río Colorado.

La directora mostró una gran satisfacción por la donación al señalar que “tenemos una escuela llena de proyectos que abarcan desde los bebés hasta los adolescentes y esto nos abre las puertas para poder trabajar con los niños más grandes. La intención de la escuela no es vender pan, sino enseñar una forma de cómo es el trabajo. Para nosotros es una fiesta” .


Comentarios


Una donación da impulso a proyecto educativo