Una dura y cantada caída



MAR DEL PLATA (AN).- Ya se había adelantado que el panorama no era el mejor, porque el tiempo de trabajo fue mínimo y las ausencias demasiadas. Entonces una derrota no hubiese sorprendido, pero sí una paliza. Duro golpe recibió el disminuido seleccionado del Alto Valle en su debut en la zona ascenso del argentino de rugby, ya que Mar del Plata lo venció nada menos que por 56-0.

Nunca hubo partido. Los locales dejaron en claro por qué son uno de los pesos pesados del grupo, pero además existió una enorme diferencia con los valletanos: los marplatenses, antes de iniciar el camino al añorado ascenso, no sólo tuvieron dos meses de trabajo ininterrumpidos, sino que además salieron a la cancha para disputar varios amistosos. Así lo resumió un periodista del diario La Capital de 'La Feliz'. “Se notó el trabajo de los dos equipos. En realidad, sólo hubo un conjunto en el Mar del Plata Club”.

La excesiva diferencia estuvo en todas las líneas. Mientras los valletanos (con mayoría juveniles) evidenciaron desbarajustes en todos los sectores del campo, Mar del Plata fue un relojito e incluso estuvo letal en lo que venía siendo su déficit: el ataque.

A Alto Valle le fue imposible entrarle a la durísima defensa local y en el otro ingoal fue todo lo contrario. Un dato sintetiza el partido: Mar del Plata convirtió desde todas las líneas, e incluso su hooker hizo un try.


Comentarios


Una dura y cantada caída