Una estafa habría causado el tiroteo en Cerro Policía

"Brusaín nunca dio recibos", dijo la familia del ganadero.



ROCA (AR).- El abogado y el ganadero que resultaron heridos de bala durante un tiroteo en un campo de Cerro Policía tras mantener un fuerte altercado, se conocían desde hace mucho tiempo. Incluso el letrado Armando Brusaín había defendido en una causa a Enrique Alfredo Najul.

Sin embargo, la situación se fue deteriorando con el paso del tiempo y anteayer ambos sufrieron heridas graves y siguen internados aunque fuera de peligro. Allegados a la familia Najul confirmaron que Brusaín era el abogado patrocinante de Enrique Najul en un juicio laboral que le seguía un ex chofer de un camión.

Siempre según las fuentes, Najul habría confiado en Brusaín entregándole evidencias de las causas justificadas que habían motivado el despido del empleado, y que habrían desaparecido.

Además, Brusaín habría renunciado ante la Justicia al patrocinio de Najul, de lo que éste recién se enteró cuando se le notificó que había perdido el juicio laboral, y que en el resultado del juicio había pesado su reiterada incomparencia, de lo que no tenía conocimiento.

Al parecer, Najul debía pagar por ese juicio 40.000 pesos y, como demoraba en encontrar comprador para alguna de sus propiedades, el abogado le habría ofrecido que un familiar prestaría dinero. Ese trámite habría derivado en que Najul le debiera 71.000 pesos (51.000 del préstamo y 20.000 de intereses), por los cuales le habría dado en garantía varias propiedades y, además, un pagaré por el total, que fue lo que ahora Brusaín había ejecutado ante la justicia y dio lugar al secuestro.

Los familiares aseguran que Najul había vendido el campo de Cerro Policía y le había pagado parte de la suma adeudada, aunque no habría recibido constancia de ello. La venta, efectuada en marzo a la empresa Pronasa Productos Naturales, había incluido los animales que -mientras era transferida la señal- fueron ofrecidos como bien para el secuestro por Brusaín, y aceptado por la justicia.

“Mi padre llegó el martes a Cerro Policía y se enteró de que desde el sábado estaban pasando camiones jaula con los animales que ya no eran de él porque los había vendido. Fue al campo y vio a varias personas que se habían metido en la casa, cuando no les correspondía porque fue vendida, y vio a las ovejas encerradas a punto de parir, vio animales muertos, mojados porque había llovido, y les abrió la tranquera para evitar que parieran encerrados, porque los terneros se mueren seguro”, expresó una hija del ganadero herido.

Según el relato que Najul efectuó a su familia, Brusaín le ordenó al policía que le disparara, gritándole “proceda, carajo” y, presionado, el policía disparó. Allí fue cuando Najul habría buscado un arma en la camioneta y se habría producido el intercambio de disparos que terminó con él y con el abogado heridos. Otra versión indica que Brusaín también habría tenido un arma.

A continuación del tiroteo, el resto de las personas se fueron y Najul quedó herido y solo, por lo cual debió manejar la camioneta 20 kilómetros hasta Cerro Policía. Allí lo auxilió el comisionado Juan Bautista Soto, quien lo trasladó gravemente herido al hospital.

Si bien la versión no pudo ser confirmada, fuentes vinculadas con la familia Najul expresaron su preocupación porque, ayer, en el campo no estaban ni los cuerpos de los animales muertos que provocaron la ira de Najul ni las vainas de los cartuchos disparados por ambos sectores contendientes.

De todos modos, la policía tiene secuestradas vainas calibres 22 y de 9 milímetros.

La discusión y el posterior tiroteo que culminó con los dos heridos, se produjo cuando estaban por llevarse más de 2.600 ovejas y 10 caballos del campo que había pertenecido a Najul.

Ambos están fuera de peligro

ROCA (AR).- El abogado Armando Brusaín pudo ser compensado durante las primeras horas de ayer, y se esperaba la evolución. Para ello debía superar las próximas 48 horas, que los médicos consideran como las más críticas.

Trascendió que el disparo calibre 22 le afectó el páncreas y el intestino.

Enrique Najul, seguía evolucionando de la herida de una bala 9 milímetros, y su vida estaba fuera de peligro.

Por su parte, fuentes vinculadas con la investigación puntualizaron que la denuncia por amenazas presentada contra Brusaín tiempo atrás no tiene vinculación con Najul sino con el propietario de otro campo de El Cuy, que sería de apellido Ramos, al que el abogado le habría tiroteado la casa. Este hecho se produjo el 5 de febrero y el escenario de la balacera fue la estancia Santa Rosa.

Además, las versiones indican que Najul, de 61 años, no es una persona violenta sino un productor acorralado por las deudas y la presión de un abogado que, paradójicamente, fue su patrocinante hasta hace unos meses, y a quien conocía desde muchos años por pertenecer también a una familia de la región sur.


Comentarios


Una estafa habría causado el tiroteo en Cerro Policía