Una “Guerra Fría árabe” detrás de las masacres



Análisis

BEIRUT (AFP).- La mayoría de los líderes árabes han apoyado tácitamente la mortífera represión de las autoridades egipcias contra los Hermanos Musulmanes por temor a la creciente influencia regional de la cofradía egipcia desde la Primavera Árabe, estiman analistas. Sólo Qatar, que apoya a la cofradía, y Túnez, cuyo partido de gobierno emana de la misma esfera ideológica, condenaron con fuerza la violencia que ya deja más de 800 muertos. El rey Abdalá de Arabia Saudita proclamó ayer su apoyo a las autoridades egipcias “contra el terrorismo” e hizo un llamado a “los egipcios, los árabes y los musulmanes a oponerse a todos aquellos que intentan desestabilizar Egipto”. “Todas las monarquías del Golfo, a excepción de Qatar, así como Jordania y otros países árabes, temen que la revuelta de los Hermanos Musulmanes se exporte a sus países”, afirma Khattar Abu Diab, profesor de la Universidad Paris-Sud. “Por esta razón, estos países esperan un regreso al esquema tradicional de un poder fuerte en Egipto”, añade este especialista . La mayoría de las países árabes, con Arabia Saudita a la cabecera, “observaron con desagrado la creciente importancia de Turquía y de Irán en todos los asuntos relacionados con el mundo árabe. El apoyo de Arabia Saudita (al nuevo) régimen egipcio muestra su deseo de instaurar un nuevo sistema regional puramente árabe y sobre bases más tradicionales “, indica . Turquía, cuyo gobierno emana del movimiento islamista, ha consolidado su influencia en el mundo árabe desde que estalló la Primavera Árabe, en el 2011, que dio pie a la caída de regímenes dictatoriales como el de Mubarak. Irán por su parte ha reforzado sus vínculos con el régimen sirio de Bashar al Assad y con los Hermanos Musulmanes de Egipto. Lo que ocurrió en Egipto “es el resultado de un grave problema regional que se asemeja a un tipo de ‘Guerra Fría’ árabe y está claro qué lado está ganando”, afirma Shadi Hamid, experto de Oriente Medio del Brookings Doha Center. Según este analista, los vencedores son Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, principales apoyos del nuevo gobierno egipcio.


Comentarios


Una “Guerra Fría árabe” detrás de las masacres