“Una idea del mundo”



Una idea del mundo que vuelve y tanto atormenta. Que todo es un sueño que no cambia nada, que las guerras siguen en los pensamientos de los que gobiernan. Una idea del mundo que, aunque ya no quiera, me quiebra en silencio: ¿seguirán los niños en tantos lugares, llorando dolidos de miedo y de hambre? Una idea del mundo, quizás me equivoque, le ruego a los dioses sepan disculpar esta idea vaga, es que en lo más profundo yo siento a este mundo como mi morada, soportando todo y un sistema absurdo salpicando lodo donde intenta el sueño que vive en nosotros. Mi idea del mundo me deja pensando ¿cómo cambia esto si el hombre no acepta entender su duelo?, cambiar su mirada y elevarla al cielo. Tomar la distancia entre tanta farsa y esperar un poco el silencio santo, que el alba de a poco despeje este lodo y en medio de todo, terminando el duelo, descubra yo al fin hacia dónde ir por un mundo nuevo. Que el río empuje aquello que siento, que llegando al mar pueda desahogar aquel sentimiento oculto en el tiempo, un simple legado sellado un día con mi propia sangre. Brilla ese diamante grabado en el alma, me lo dice en calma: hasta que la noche caiga sé feliz, no importa qué hagas. Roberto Savasta, DNI 14.251.572 Bariloche

Roberto Savasta, DNI 14.251.572 Bariloche


Comentarios


“Una idea del mundo”