Una mirada nostálgica a la Miami de los 50

Los años cincuenta parecen clave en la tevé de estos días. En breve se estrena “Magic City”, que recreará los días en que Miami atraía las estrellas y la mafia por igual.





Tras “Mad Men” y “Boardwarlk Empire”, la televisión estadounidense se sumerge de nuevo en la historia del siglo XX con “Magic City”, la descripción brillante del Miami de finales de los años 50, cuando la ciudad atraía a las estrellas y la mafia y comenzaban a escucharse los ecos de la revolución cubana. Esta nueva serie será emitida a partir del viernes en Estados Unidos en la cadena de pago Starz, que ya retransmite la serie “Spartacus”. La serie cuenta la historia de Ike Evans, dueño del hotel de lujo Miramar Playa, que ha vendido su alma al diablo al dejar a la poderosa mafia local financiar la construcción de su establecimiento. A través de Ike y su hotel la serie dibuja un retrato apasionado de Miami Beach y su ‘edad de oro’, cuando atraía a la vez a grandes estrellas, hombres políticos y el crimen organizado con el fondo de las crecientes reivindicaciones sociales, en un momento en que crecía la revolución en la vecina isla de Cuba. Su autor, Mitch Glazer, nació en Miami Beach y trabajó de adolescente en los hoteles míticos de la ciudad. Cuando reunió sus recuerdos para hacer una serie descubrió que había “otros motores para la historia, ligados al contexto político y de época”. “Castro estaba en La Habana; la mafia en Miami Beach; John Fitzgerald Kennedy en Palm Beach, a punto de presentarse a las elecciones presidenciales; y la CIA se desarrollaba en Miami”, afirma. “Comencé a darme cuenta de que muchos eventos importantes nacían en los vestíbulos de los hoteles”, explica en las notas de producción. Para recrear el Miami Beach de finales de los 50, Starz no escatimó ningún medio, al reconstruir partes enteras de Miramar en el estudio. “Cuando entras en ese decorado están inmediatamente dentro del personaje”, declaró Jeffrey Dean Morgan, quien dará vida a Ike Evans. El actor confiesa haberse sentido rápidamente seducido por el personaje de Ike. “Es un hombre que tomó malas decisiones. Tiene el aire de controlarlo todo: es encantador, tiene una mujer fantástica y una familia aparentemente unida, pero a medida que la historia avanza vamos descubriendo que hay muchos fallos”. El proyecto nació hace ahora diez años, es decir, mucho antes del lanzamiento de “Mad Men”, que ha desatado una oleada de series ‘vintage’ en Estados Unidos. Una gran cadena abierta pensó en producirla, pero tiró finalmente la toalla. “Era demasiado arriesgado para una cadena abierta. Es una serie diseñada para una cadena de pago”, afirma Jeffrey Dean Morgan. “Lo que cuenta la serie debe de poder ser mostrado de forma realista, bien se trate de sexo, violencia o diálogos. Y eso es difícil de hacer en una cadena abierta”. Yul Vázquez, que interpreta a Víctor Lazaro, el brazo derecho de Ike Evans, nació en Cuba y creció en Miami Beach, en el barrio donde se desarrolla la serie. “Lo primero que me dije al leer el guión es que la persona que lo había escrito debía de tener un conocimiento muy intimo del lugar”. Para él, “que tiene el personaje de Víctor en (su) ADN”, una de las principales cualidades de la serie es que todo es de una precisión histórica irreprochable. Un punto de vista que comparte Dominik García-Lorido, hija del actor de origen cubano Andy García. Al meterse en el papel de Mercedes, la hija de Víctor Lazaro, afirma que aprendió “una bella lección de historia”. “Lo que más me ha sorprendido es hasta que punto el crimen organizado era poderoso en aquella época”, afirma. “Esos hoteles tenían todos relaciones con la mafia, era su socio secreto y era detrás de las puertas cerradas de sus habitaciones donde se manejaban sus negocios”, dijo. La prueba de la confianza en el potencial de la serie es que Starz ya ha solicitado una segunda temporada a Mitch Glazer, antes incluso de comenzar a difundir la primera. (AFP)

Televisión


Comentarios


Seguí Leyendo

Una mirada nostálgica a la Miami de los 50