Una novela basada en un caso policial de Bariloche

“Dos segundos... dos disparos” es el nuevo libro de Lilian Costamagna. Relata la historia de un hombre que mató a su mujer y se recibió de abogado en la cárcel.



El relato está basado en hechos reales ocurridos en nuestra ciudad. (Foto: gentileza)

El relato está basado en hechos reales ocurridos en nuestra ciudad. (Foto: gentileza)

La nueva novela de Lilian Costamagna, “Dos segundos… dos disparos”, lleva a reflexionar sobre cómo, a veces en solo un segundo, cambia la vida para siempre por un error o una toma de decisiones.

El relato está basado en un hecho real que sucedió en Bariloche a la vuelta de la democracia pero poco a poco, la autora se introduce en la ficción para “darle condimento”, asegura.

“El protagonista mata a su mujer sin querer, sin premeditación y es condenado a 25 años de cárcel. Estuvo preso en Viedma, Resistencia y Devoto (donde estudió abogacía y se recibió). Cuando le dieron la libertad condicional, volvió a vivir a Santa Fe pero no pudo ejercer hasta tener la libertad definitiva”, explica Costamagna.

No se trata de una novela policial, recalca, porque si bien la historia comienza con un crimen, se sabe quién lo comete. Lo que se hace, en cambio, es una retrospectiva, reconstruyendo la historia. Las drogas y la corrupción en la política son dos temas que atraviesan la trama.

“También se aborda la relación padre e hijo ya que este último no perdona que haya matado a su madre. No es apología del delito; lo que se rescata es la educación intramuros y el deseo de reinsertarse en la sociedad”, apunta Costamagna.

Esta docente jubilada (profesora de literatura y exsupervisora) reside en Bariloche desde 1983 y va por la presentación de su sexto libro.
Los anteriores a esta última novela son cuentos: “Mundosilvia, “Mayoría de edad”, “Desde mi globo rojo” (recibió una medalla y diploma al mérito en 2015 por la Fundación Lecturas del Sur del Mundo) y “Peregrinando”, y “Tango ajedrez”.

Mientras escribía “Dos segundos… dos disparos” dos años atrás, Costamagna logró conocer al protagonista de su historia. Durante el encuentro, le contó cómo era la vida en la prisión, el hacinamiento e incluso “qué se siente cuando uno comete un error”.

Me apasioné tanto con la novela que cuando me enteré que su hijo no quiso perdonarlo escribí la segunda parte: el reencuentro

Lilian Costamagna, docente jubilada y escritora.

El libro ya llegó a manos de su protagonista aunque, según detalla Costamagna, “no se animó a leerla. Sí lo hizo su pareja actual, su hijo y novia a quienes les gustó. Próximamente, se viene la presentación en Santa Fe”.

La novela de 150 páginas que ganó el primer premio del Certamen Internacional de Novela de Ediciones Mis Escritos, ya está a la venta en las librerías de Bariloche y en las sucursales Yenny, en Buenos Aires.

“Fue la primera vez que escribo algo de este estilo. Fue apasionante para mi, crear los personajes, meterme en el ámbito de la droga, la política, la corrupción”, reconoce la autora.

Su primer libro empezó a escribirlo cuando se jubiló. “Creé un blog y empecé a escribir. Lo leyó una fundación en defensa de los diabéticos de Florida, Estados Unidos y me ofrecieron publicarlo si un porcentaje iba a la organización. Finalmente, salió ese libro, me gustó como quedó y me entusiasmé”, describe. “Peregrinando” y “Tango ajedrez” se venden a través de Amazon; el resto en ferias y librerías.

Una presentación a pulmón, el viernes

El libro “Dos segundos… dos disparos” se presenta este viernes a las 18.30 en la sala de lectura de la “Biblioteca Pública Municipal Presidente Alfonsín”, en Sobral 860, próxima a la escuela de arte La Llave.

La presentación está a cargo de la escritora Norma Dus. La entrada es libre y gratuita.

Costamagna admite que no recibió ninguna ayuda por parte del estado municipal y provincial.

“Para la presentación del libro en la ciudad, no contamos ni siquiera con un micrófono. Una pena. Tendremos que levantar la voz”, dijo la escritora barilochense.


Comentarios


Una novela basada en un caso policial de Bariloche