“Una perla en nuestro sur”



#

Quiero compartir la experiencia más linda que tuvimos en Las Grutas. Llegamos a este lugar con muchas expectativas y, sin conocerlo, tuvimos el mal tino de hacer salidas con empresas que no nos pudieron satisfacer ni con su atención, ni con sus relatos ni con sus precarios medios de transporte. Verdaderamente nos sentimos defraudadas, hasta que dimos con “los genios de la aventura” de Desert Tracks. Ellos nos dieron una cálida bienvenida y una vez ubicados en los camiones todoterreno partimos por la mañana hacia el Fuerte Argentino. Hicimos una primera parada en la villa de los pulperos, donde conocimos su cultura, con una forma de vida muy particular relacionada con la pesca artesanal del marisco que aún hoy se continúa haciendo, y con el sabor del último plato de pulpo al olivo que pensábamos disfrutar a nuestra vuelta partimos rumbo a Piedras Coloradas. Un gran equipo se había formado, el diálogo con la gente de Desert Tracks era rico en historias y vivencias… esto fue algo más que una simple excursión: fue una experiencia irrepetible. Así, llegamos atraídos por el color rojizo de sus piedras, verdadero paraíso terrenal de playas serenas, y para los que nos gusta la acción los guías prepararon ¡“trineos en los médanos”! para grandes y chicos, siempre atentos a las necesidades de todos. Después de tanto vértigo continuamos la travesía al cañadón de las Ostras y El Sótano, donde las playas te invitan a caminar y recolectar caracoles, además de contar con un importante yacimiento de ostras fosilizadas y cristalizadas. Viajar por la playa a pocos metros del mar… sólo ellos estaban preparados para esta travesía. Mientras las imágenes se metían en nuestras retinas dábamos lugar a un safari fotográfico, siempre con el acompañamiento y la atemperada explicación de nuestro guía Fernando. Daban ganas de quedarse, pero había que continuar, seguir el camino entre una naturaleza sin igual. Los avezados choferes, con mucha seguridad, nos condujeron hasta el pie de El Fuerte, una meseta que con su apariencia de fortaleza antigua impone una vasta mirada de sus alrededores. Por momentos, la algarabía del grupo disfrutando de la playa, las aguas templadas, la práctica de snorkeling, la compañía cuidada y contenedora de los guías y el avistaje de flamencos nos atrapaban en un paisaje histórico y místico. Cuando nos quisimos acordar el aroma de un rico asado junto a una verdadera tienda de campaña armada por guías y choferes nos llamaba; no faltaba nada, hasta el mínimo detalle estaba allí. Hasta apareció un caballero templario de buen porte con un interesante relato: la orden templaria habría elegido ese lugar para esconder su legado, un legendario tesoro que se habría fragmentado en seis partes. El día llegaba a su fin y había que regresar, con una brisa de mar bajo la piel y los últimos rayos de sol, rebosantes de buenas historias, imágenes y compañía. Los camiones arribaban a Las Grutas donde, una vez más, estos “genios de la aventura” nos ofrecieron un brindis y un abrazo, un verdadero “hasta pronto”. Fue una experiencia original e irrepetible que desearíamos compartir porque hay cosas que valen la pena en Las Grutas y esta excursión es una de ellas. Gracias a la gente de Desert Tracks por habernos hecho pasar un día pleno de sensaciones y devolvernos la confianza perdida. Liliana Cordero DNI 12.503.578 Buenos Aires

Liliana Cordero DNI 12.503.578 Buenos Aires


Comentarios


“Una perla en nuestro sur”