Uno de los infectólogos que asesora al presidente explicó por qué ahora el coronavirus es peor

Hugo Pizzi trazó un panorama en el que unió las nuevas variantes, el incremento de jóvenes internados y el efecto de las vacunas.

Pizzi consideró que se deberían aplicar todas las medidas que sean posibles para frenar el coronavirus. (Archivo Oscar Livera)

Pizzi consideró que se deberían aplicar todas las medidas que sean posibles para frenar el coronavirus. (Archivo Oscar Livera)

Hugo Pizzi es uno de los infectólogos y epidemiólogos más reconocidos del país, por lo que es llamado ha sido llamado para asesorar al presidente Alberto Fernández y gobiernos provinciales. Desde su experiencia y trabajo tejió un panorama actual de la pandemia en el que explicó por qué hay más pacientes jóvenes internados, qué esperar de la campaña de vacunación y resaltó que el coronavirus del año pasado prácticamente no existe, pero el que se transmite ahora es muchísimo peor.

Pizzi explicó en "Vos A Diario" que "el virus del año pasado ya casi prácticamente no está", pero el de ahora es 70 veces más contagioso y 30 veces más letal y puntualizó: "ojalá que no entre el indio porque es 40 veces más que esto".

Para poder ejemplificar su idea con una imagen, dijo que el virus del año sería un "señor" de 25 kilos contra un "grandote de 110".

El médico manifestó que, junto al personal de salud, están "quebrados", con una "angustia encima" y relató que cada día tienen más problemas, sobre todo ahora que ingresan más pacientes jóvenes y embarazadas. Todo esto se intensifica con la amenaza de la cepa Delta.

"Ahora van a hacer la Copa América y dicen 'el problema es de los brasileros'. No, el problema es nuestro, porque va ir gente de acá que va a volver a sus casas", indicó y aseguró que, en este momento, es importante aplicar todas las medidas que sean posibles. Valoró que en Catamarca y Neuquén se les cobre multas a quienes no usen el barbijo y recordó que en Israel ocurría lo mismo y la situación epidemiológica mejoró muchísimo.

También consideró que "no hay dudas de que las vacunas nos van a salvar", pero las mejorías se verán a finales de julio o principios de agosto y no será una inmunidad de rebaño, por lo que la única opción de frenar los contagios y las mutaciones es ser "disciplinados" y cumplir las medidas de cuidado.

Detalló que un estudio que realizó la Universidad de Córdoba sobre la Sputnik V, por ser la vacuna que más se había aplicado en el país, relevó que a los 14 días, el 85,5% de quienes tenían una dosis generaron anticuerpos y de quienes recibieron la segunda, el 99,65% también los desarrolló. Además puntualizó que la cantidad de muertes de personas vacunadas es ínfima, pero que más allá de la "estadística fría", el impacto emocional en las familias es enorme.

Pizzi también informó que quienes transitaron la enfermedad y reciben la vacuna tienen un "nivel de inmunidad importantísimo" y una alta memoria inmunológica. Contó que los laboratorios que desarrollaron las vacunas Sputnik y Pfizer anunciaron que pueden modificar las vacunas genéticamente para que respondan a las nuevas variantes en dos o tres semanas.

Con respecto al incremento de pacientes jóvenes internados, explicó que cuando el cuerpo intenta defenderse se produce una "explosión de exitoquina" (o citoquinas) que, por sus niveles, termina siendo perjudicial y se requiere respirador de inmediato, lo que no pasaba con pacientes más añosos.

Escuchá la nota completa:



SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Uno de los infectólogos que asesora al presidente explicó por qué ahora el coronavirus es peor