Unos 30 barrios de Bariloche piden informes a Gennuso por el transporte

Quieren conocer el cumplimiento del contrato y la fiscalización del gobierno como poder concedente.



La crisis del transporte y el deficiente servicio son parte del reclamo de los dirigentes vecinales. Archivo

La crisis del transporte y el deficiente servicio son parte del reclamo de los dirigentes vecinales. Archivo

El deficiente servicio del transporte urbano de Bariloche que se acrecentó en cuarentena y concluyó esta semana con 12 días de paro, motivó a 30 juntas vecinales del Oeste y otros sectores, a elevar un minucioso pedido de informes al intendente Gustavo Gennuso para conocer las medidas adoptadas por el municipio como poder concedente del servicio público.

El pedido de informes fue difundido por los dirigentes vecinales aunque formalmente todavía no le llegó al intendente por la ausencia de mesa de entradas virtual en la municipalidad.

En la nota, a la que accedió este diario, los vecinalistas recuerdan que los problemas del servicio que presta la empresa Mi Bus son anteriores a la pandemia del coronavirus pero “este nuevo escenario agravó el aislamiento y las dificultades del traslado” de la población, a lo que se suma el conflicto gremial.

“Todo esto nos lleva a pensar que el carácter de servicio esencial del transporte urbano de pasajeros hace crisis en la posibilidad de poder ejercer nuestros derechos contando con un servicio que satisfaga las necesidades básicas de la comunidad”, expresaron en la nota remitida al gobierno.

Los dirigentes vecinalistas ya habían expresado su malestar por el deficiente servicio y habían pedido mayor control del municipio. Ahora apelaron a ejercer el derecho de acceso a la información mediante un pedido de informe.

Lo que quieren conocer los vecinalistas de mano del intendente es “el diseño, líneas, horarios y frecuencias dispuestas para cada una de las etapas determinadas por el Estado en todos sus niveles”, las medidas de prevención y desinfección.

Otro apartado del pedido de informes se refiere a la relación contractual de la empresa Mi Bus y el municipio como poder concedente. Por eso consultan los detalles los registros de fiscalización del cumplimiento del contrato y el estado de los seguros para la prestación del servicio, un tema que es consultado debido a que “se trata de una cláusula contractual que dirime la continuidad del servicio”.


Comentarios


Unos 30 barrios de Bariloche piden informes a Gennuso por el transporte